Pedraz, Telegram o la fragilidad de la libertad

Es terrible irse a la cama cada día pensando en con qué sobresalto nos encontraremos por la mañana al despertar. Así, por ejemplo, en estos tiempos desquiciados que nos está tocando vivir, uno se levanta y resulta que se entera de que le han cerrado Telegram. O que por lo menos lo están intentado. Concretamente un juez bien conocido por el público español: el juez Pedraz, camarada juez estrella de Garzón.

El pretexto de Pedraz para ordenar una medida de semejante magnitud es la denuncia de plataformas como Atresmedia o Mediaset respecto a la difusión ilegal de algunos de sus contenidos por parte de algunas cuentas a través de esta red. Pero en vez de cargar contra esas cuentas, Pedraz decide cargarse la red. Es como para evitar que haya atracos imponer una dictadura militar. O como para evitar que haya calumnias e injurias cerrar todos los medios de comunicación. De hecho resulta muy significativa la lista de países en las que no existe acceso a Telegram: China, Cuba, Irán, Pakistán y Tailandia. España ha estado a punto de añadirse a esta ilustre lista gracias a la estrella más fulgurante del progresismo judicial.

Lo sucedido con Telegram, siquiera de momento en grado de tentativa, ilustra una vez más la fragilidad de nuestros derechos supuestamente más fundamentales y dignos de protección. En este sentido podemos recordar los estados de alarma inconstitucionales, que por estas fechas celebran su cuarto aniversario, y de los que pese a su ilegalidad y su colosal importancia nadie ha respondido penal ni políticamente, para que quede claro que en cualquier otro momento futuro cualquier gobernante puede volver a hacer lo mismo impunemente. Pero hay todavía más amenazas flotando en el aire, como la de la abolición del dinero físico.

Aboliendo el dinero físico no solo es que se vigilen todos tus movimientos, es que pierdes el derecho a sacar el dinero del banco y llevártelo a tu casa. Aboliendo el dinero físico la banca deja de tener la obligación de abonarte en ventanilla el dinero que te debe. El gran beneficiado de esta abolición no eres tú, es el gobierno por un lado y la banca por otro. Cerrar Telegram o acabar con el dinero físico no son sino dos facetas más del mismo problema, dos formas más de decir adiós a la libertad. Igual que hoy se podía haber cerrado Telegram, ¿por qué bajo un pretexto parecido mañana no pueden cerrar también X, Facebook, Youtube o Wassap?

X

En los últimos cuatro años hemos comprobado hasta qué punto es fácil perder de un plumazo el derecho a la libertad de circulación, el de libertad de expresión, el de la inviolabilidad del domicilio, la propiedad o el derecho a la intimidad. Si desaparece el dinero físico y el gobierno te cancela la tarjeta de crédito, ¿dónde vas? Esta insistencia de los gobiernos en combatir las fake news, cuando los gobiernos son los principales generadores absolutos de fake news, ¿qué otro propósito puede tener sino justificar nuevas limitaciones de los gobiernos a la libertad de expresión?

X

Corren malos tiempos para la libertad. El nombre que le están poniendo a las constantes y crecientes limitaciones a la libertad es defender la libertad. El autoritarismo avanza a toda velocidad porque se está encontrando con una absoluta impunidad derivada de una sociedad escasamente consciente de la peligrosidad del momento y de que los derechos son fronteras que constantemente deben ser protegidas frente al poder. La concienciación frente a lo que está sucediendo no es por tanto el punto final, pero sí el punto inicial de la resistencia y de la defensa de la libertad.

X

 

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín