Landaben, zona cero en Navarra de la Agenda 2030

Ya no es un simple temor sino un hecho: Volkswagen va a aplicar una drástica reducción de la producción en Landaben. El Polo dejará de ensamblarse en 2024 y la producción bajará a 150.000 vehículos en 2025 y a 200.000 en 2026, aunque ya con dos modelos eléctricos. Este descenso de la producción obligará a reducir la producción a dos turnos durante tres o cuatro días a la semana, de modo que se generará un excedente “temporal” de entre 2.000 y 2.300 trabajadores. Esto ya es el mundo real, no los vagos temores pronosticados por cuatro agoreros.

Para entender lo que está sucediendo hay que distinguir claramente lo que hacen de lo que dicen nuestros políticos. No puedes garantizar el futuro de la industria de la automoción y ponerte un pin de la Agenda 2030. O estas con el Foro de Davos o estás con los trabajadores de Landaben. O te pasas el día introduciendo nuevas limitaciones a los automóviles y encareciendo sus precios, cuando no estableciendo su prohibición, o garantizas el empleo en el sector.

La verdad es que hasta cierto punto el gobierno nos engaña y hasta cierto punto nos dejamos engañar. O sea, el gobierno y los poderes a los que obedece tampoco disimulan mucho a la hora de expresar su fobia hacia los automóviles particulares. Que el automóvil, no ya el de combustión sino también el eléctrico, sean productos de lujo escasos y al alcance sólo de unos pocos no es un designio oculto sino un objetivo buscado y publicitado. Seguramente muchos de los trabajadores que se van a quedar en el paro votan a partidos que suscriben la Agenda que les va a dejar sin empleo.

La noticia de Volkswagen, eso sí, llega apenas unos días después de que Chivite volviera de un viaje a Alemania poniéndose una medalla por las inversiones de la empresa en Navarra. Lo que no nos contó era el reverso de esas inversiones, que tienen por objeto una transición energética que aboca deliberadamente a la cuasi-desaparición del sector. De ahí la necesidad de distinguir entre las palabras y los actos de los políticos. Chivite habla del mantenimiento del empleo en Landaben, pero sus actos y los de su partido abocan a su destrucción.

La mala noticia para Chivite es que la noticia sobre Landaben llega a poco tiempo de las elecciones forales. Es una oportunidad de oro para que todas las familias navarras cuyos ingresos dependen de la automoción se venguen en las urnas de los políticos que quieren extinguir el sector, o acepten por el contrario su destino con sumisión.

X

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

PUBLICIDAD

Suscríbete a nuestro boletín