SKOLAE: “la luna me dice que puedo ser bruja, ser fea, violenta, y matar a algún rey”

Que el Consejo de la Transparencia haya obligado al opaco Departamento de Educación a entregar la fichas de trabajo de SKOLAE permite reexaminar y actualizar los contenidos filtrados en su día, que ya les vamos adelantando que en lo sustancial se mantienen por completo, aunque con algunos recortes que también son significativos y también iremos analizando, más que nada porque vienen a confirmar que algunos de los contenidos eran insostenibles hasta en su propio espectro ideológico. No obstante, nos seguimos encontrando básicamente los mismos contenidos totalmente ideologizados, absolutamente opinables y claramente adoctrinadores que se observaron desde el principio, apareciendo a veces de manera sutil, otras de forma descarnada y grosera. A esta categoría pertenecería esta perla que encontramos en una ficha dedicada a enseñar a los alumnos de entre 12 y 16 años “Amores y relaciones de buen trato”. Como actividad escolar se propone escuchar la canción “Te quiero libre, y me quiero libre conmigo”. La letra de esta canción, parece que siguiendo la estela de Pablo Hasel en calidad de inspirador, como puede observarse estimula a las pequeñas a empoderarse siendo feas, brujas, violentas y matando algún rey. También les invita a ir sin miedo por los callejones oscuros (como si evitar ciertos callejones a lo mejor no fuera algo prudente siendo hombre o mujer) y hacer lo que les salga del co…  Todo muy apropiado para los niños y el ambiente académico.

X

x

Más allá de lo torpe, burdo y grosero de este tipo de contenidos, incluso en su aspecto formal, incluyendo un republicanismo barato (y violento) escasamente disimulado, obsérvese que se propone a los niños un debate escolar sobre las relaciones en el que el amor romántico no pase a ser siquiera una opción entre otras, sino directamente un descarte. Los “nuevos amores postmodernos”, se lee en la ficha,  son “fluctuantes, no categorizables, cambiables de hoy a mañana, en constante construcción y diferentes”. Los alumnos pueden aportar a la actividad canciones en las que quede excluido el amor romántico (“el que lo da todo, el que me quita la libertad o el que me supone grandes esfuerzos”). Se ve que hay que educar desde pequeños a los alumnos en relaciones sin compromiso (“cambiantes” y “fluctuantes”, con parejas de quita y pon de las que por tanto no te puedas fiar demasiado) y que no les exijan esfuerzos (si hay que luchar y esforzarse por algo es malo y no merece la pena). Van a disfrutar los alumnos navarros de un futuro personal y profesional maravilloso. Recuérdese que todo esto no son contenidos consensuados ni optativos, sino elaborados por el feminismo radical e impuestos por la extrema izquierda a todos los colegios con carácter obligatorio. Y hay mucho más que seguiremos publicando. Hablamos de una sola ficha de trabajo. Esto es sólo el principio.

X

x

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja