Oye Blas, ven por favor a Navarra a trabajar

La última voz que ha puesto en Navarra el dedo sobre la llaga de la fiscalidad ha sido José Domingo Ampuero, el presidente (ahora ya no ejecutivo) de Viscofán.

No es la primera vez que Ampuero señala este problema, pero esta vez lo hace pocos días después de que se haya conocido el dato de que en el último ejercicio fiscal Navarra haya perdido 56 contribuyentes con patrimonio de más de 3 millones de euros, y que en 3 años hemos pasado de tener 397 contribuyentes con más de 5 millones a tener sólo 144.

x

Literalmente el presidente de Viscofán, una de las empresas más importantes de Navarra, advierte de que el IRPF en Navarra “es una catástrofe” y que “a Navarra no quiere venir a trabajar ni Blas”, naturalmente entre la gente con altos salarios. El problema en que en España en general, pero en Navarra en particular, hemos demonizado por completo a la gente con altos salarios, como si fueran ladrones y criminales. El problema es que la gente con más talento cobra salarios altos. Si pensamos en Mbappé o en un futbolista tenemos bastante claro que el talento se paga, pero que el talento genera ingresos. Sin embargo, fuera del ámbito del fútbol parece que no hay que pagar por el talento o que los equipos juegan lo mismo con plantillas con talento que sin talento, sea el campo el de la empresa, la ciencia, el deporte o el derecho. Navarra se ha convertido en una tierra hostil al talento, salvo a los talentos que no se pagan. El problema es que al menos en el mundo de la empresa normalmente se puja por el talento y Navarra se queda fuera de la puja por su fiscalidad descabellada.

X

Tenemos un gobierno que seguramente es el reflejo de una sociedad que por un lado quiere que el estado del bienestar lo paguen los ricos, pero por otro quiere maltratar y espantar a los ricos, y también quiere ser un territorio próspero y pujante, pero poniendo barreras a los talentos empresariales porque el talento se paga. El resultado es que estamos estancados, que nos va adelantando todo el mundo, que la gente con más talento y patrimonio se marcha, y que nuestro odio a los ricos nos conduce a una sociedad en la que al ser todos pobres nos querremos todos mucho, o en la que al menos no odiaremos a nadie por ser rico porque no habrá ninguno.

X

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín