El silencio feminista sobre Irán

Hace unos días moría en accidente aéreo el presidente de Irán. Pese a que no se habla mucho de Irán, es sin embargo uno de los vectores fundamentales de la inestabilidad internacional. Lo que está sucediendo en Gaza o en Yemen no se comprende bien sin la intervención de Irán. Tampoco se comprende la rivalidad entre las dos nuevas principales rutas comerciales, el BRI y el IMEC, sin la presencia de Irán. Todo el tráfico del Mar Rojo y el Golfo Pérsico también depende de los iraníes y las actividades militares de sus proxies. En Siria y en Líbano también tenemos de por medio a los iraníes con sus misiles y sus drones. Hasta el suministro ruso de material militar para la guerra de Ucrania depende ahora mismo en cierta medida de la llegada de armas iraníes. Y por supuesto nada en el mundo islámico se entiende sin la división entre suníes y chiíes, o sea entre saudíes e iraníes. Es decir, que lo que pase en Irán es relevante, muy relevante.

El fallecido Ebrahim Raisi era desde luego cualquier cosa menos un angelito, con un historial a sus espaldas de guerras, ejecuciones y persecuciones digno de un carnicero. El presidente de Irán era sinónimo de muerte en muchos lugares fuera de sus fronteras, puede que hasta en España si algún día se confirmara, por ejemplo, la autoría iraní en el intento de asesinato de Vidal-Quadras. Pero sobre muchos atentados similares en muchos lugares del mundo ha planeado ya en el pasado la sombra de Irán.

El presidente de Irán no sólo era sinónimo de muerte fuera de Irán. Dentro de Irán existe una doble represión a un nivel difícil de cuantificar por su naturaleza dictatorial. En todo caso es evidente la inusitada violencia con la que el régimen de los ayatolás ha reprimido a su propia población en dos cuestiones del mayor interés: tanto el movimiento que aspira a modernizar y democratizar el país, como el movimiento que paralelamente defiende en Irán los derechos de la mujer.

Viene a cuento todo ello porque, en un momento en que España (el gobierno español) se encuentra al borde de romper relaciones diplomáticas con Argentina por un absurdo cruce de declaraciones entre nuestro gobierno y Milei, o en un momento en que España ha llevado al límite sus relaciones con Israel por el reconocimiento de Palestina, en cambio respecto a Irán no tenemos nada que decir. Particularmente las feministas, respecto a Irán, no tienen nada que decir.

A diferencia de Netanyahu o Israel la ONU o La Haya tampoco parecen tener mucho que decir respecto a un personaje como el fallecido presidente de Irán o en general respecto al régimen iraní. De hecho Irán preside el Foro Social de Derechos Humanos de la ONU, lo que dice bastante de cómo funciona la ONU. Lo cierto es que en algunos barrios de Teherán la muerte de Ebrahim Raisi fue celebrada con fuegos artificiales. Existe una notable oposición al régimen iraní dentro del propio Irán, pero es una oposición que carece de apoyos internacionales. Obviamente no van a apoyar esa oposición interna a los ayatolás desde Rusia o China, siendo los ayatolás sus aliados, pero resulta llamativo que todo ese movimiento en ebullición contra los ayatolás no cuente tampoco con demasiado apoyo en Occidente, no digamos entre movimientos como el feminista, que debería vivir volcado en favorecer la liberación de la mujer en Irán. Por el contrario, paradojas de la vida, lo que vemos en las feministas españolas es indiferencia hacia las mujeres en Irán y repetición de los eslóganes de Hamás. Hay muchas razones por las que, pese a la izquierda, por justicia y seguridad convendría apoyar y promover un cambio en Irán. La menor de esas razones para apoyar un cambio en Irán tampoco sería la defensa de los derechos de la mujer.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín