Al final el muro que Sánchez ha levantado está entre la renta española y la renta media europea

Si el sanchismo dice una cosa, casi podemos estar seguros de que la realidad es lo contrario. También en lo económico. Puede que incluso sobre todo en lo económico. Lo bueno y lo malo para España es que estamos en la zona euro. Sin estar en la zona euro el estado español estaría en quiebra y el PSOE y Podemos, coreados por UGT y CCOO, nos estarían vendiendo que sus recortes son los recortes más progresistas del mundo. Gracias a la zona euro el estado español no sólo no quiebra, sino que a pesar de presentar unas cuentas totalmente desbarajustadas podemos seguir endeudándonos y además recibimos una lluvia de euromillones de parte de von der Leyen para que Pedro Sánchez puede seguir siendo popular y firmando cheques que paga el dinero ajeno. De hecho este es el reverso tenebroso de estar en la zona euro. Que como estado somos políticamente rehenes de los que nos pagan las cuentas. Que lo que incentiva la UE es la irresponsabilidad presupuestaria en vez de la buena gestión. Y que la mejor directora de campaña electoral de Pedro Sánchez se llama Ursula von der Leyen, que pese a diferencias en el barniz comparte al final con Sánchez el mismo pin. A pesar de todo y en lo que respecta sólo a la economía, ¿puede el PSOE presumir?

Escuchando a los políticos socialistas y a sus terminales mediáticos, puede dar la impresión de que somos la locomotora de Europa, que somos los que más crecemos en Europa, los que más empleo creamos en Europa, los que mantenemos a flote el tinglado, el espejo en que el resto de pobres diablos europeos se miran en busca de inspiración y modelo. Pero esto una vez más es una mentira sanchista. El sanchismo sólo pone el foco sobre las cifras de crecimiento de PIB o empleo en los momentos en que crecemos o creamos más empleo que los demás. El resto del tiempo mira para otro lado. Si atendemos sólo la voz del sanchismo llegaremos a la equivocada conclusión de que, como siempre somos los que más crecemos y los que creamos más empleo, cada vez estamos más cerca de la media europea, o hemos dejado ya muy atrás la media europea, cuando lo que sucede desde hace algunos años es que no sólo no cerramos nuestra brecha con la media europea, sino que cada vez esa brecha es más amplia, y cada vez más amplia con el sanchismo en el gobierno.

X

x

O sea, que el discurso de que crecemos más que el resto de Europa es un mito. Por el contrario, cada vez nos alejamos más de los estándares europeos, incluso de nuestros propios estándares del pasado. Produce sonrojo que el presidente presuma de los datos de empleo cuando la tasa de paro actual es del 11,6%, mientras que en 2007 era del 7,9%. Han pasado 17 años y todavía no hemos recuperado los niveles de empleo anteriores a la crisis anterior. A su vez esos niveles de paro, aunque menores que los actuales, ya eran superiores a los de los estándares europeos, no digamos los que tenemos ahora. Alemania tiene una tasa de paro del 5,7%, pero tenemos un presidente que pretende que somos el referente económico de Europa en creación de empleo. Es como si el que el que tiene toda la casa inundada presume frente al que sólo tiene un baño inundado de que ha sacado de su casa más cubos de agua. Pues claro que puede sacar siempre más cubos el que está más inundado, y seguir estando más inundado.

Finalmente cabe volver a insistir en el hecho de que los países europeos se dividen en dos: los que reciben dinero y los que lo ponen. Nosotros somos campeones en recibir fondos de la UE. Eso no nos coloca en el grupo de los fuertes, sino en el de los débiles. Nadie que está en el grupo de los que reciben ayuda está para presumir. Si fueras un modelo, no necesitarías recibir ayuda de los demás. Cuando sólo eres empujado, nunca puedes presumir de correr más que el que te empuja. Pero es que además, como hemos visto, no estamos en el caso de que nuestros datos objetivos son mejores que la media de la UE sólo que no podemos presumir de ello porque son consecuencia de la ayuda de la UE, sino que pese a la ayuda de la UE cada vez estamos más lejos del nivel de vida de la UE. Tras beneficiarse del mayor plan de estímulos desde el Plan Marshall, el gobierno de Pedro Sánchez pasará a la historia por haber sido incapaz de convertir toda esa lluvia de millones, salvo acaso desde el punto de vista electoral o el de algunos parásitos del BOE, en resultados fructíferos y tangibles para el ciudadano español.

X

 

 

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín