No pasa nada, pero en Navarra hay una violación cada 4,5 días

Hace un par de días el diputado de UPN en el Congreso, Alberto Catalán, denunciaba el aumento de la criminalidad en Navarra. No sólo el aumento de la delincuencia, que ya es un mal dato en sí, sino la complacencia del gobierno con este aumento. Si el problema del aumento de la inseguridad es general, el ritmo de crecimiento de la inseguridad en Navarra resulta bastante alarmante en particular.

La buena noticia para los delincuentes es que el gobierno no está preocupado y niega el problema contra toda evidencia, de modo que malamente va a tomar ninguna medida al respecto. La diputada socialista navarra Adriana Maldonado no sólo no reconocía el problema sino que acusaba a Alberto Catalán de ir a Madrid a manchar la imagen de Navarra con estas denuncias.

En una cosa tiene razón sin embargo la diputada socialista, y es que en Europa, particularmente en Europa Occidental, la inseguridad es todavía mayor que en Navarra. El problema es que compararse con el que todavía está peor, y que seguramente está peor por las mismas causas que aquí empiezan a manifestarse, es como consolarse del cáncer propio viendo que el cáncer del vecino, que lleva más tiempo padeciendo el mismo cáncer, se encuentra más avanzadoaún . La cuestión es cómo está la situación en Navarra respecto a la situación de la propia Navarra no mucho tiempo atrás.

Como puede apreciarse, y no hemos ido a buscar el dato a la charca del fango de la ultraderecha hitleriana, sino al portal estadístico del Ministerio del Interior, en Navarra en 2023 hubo 81 agresiones sexuales con penetración. Todo ello pese a la proliferación de cartelitos advirtiendo que no se toleran agresiones sexistas por aquí, en euskera y en español.

Por si alguien no aprecia la gravedad del dato, la situación es que cada 4,5 días hay una agresión sexual con penetración en Navarra. O sea, no ya unos tocamientos, que esa sería otra estadística, sino una agresión sexual completa. La cuestión, pese a lo que diga el PSOE, resulta muy llamativa si comparamos el dato con el del año 2016, cuando hubo 40 agresiones sexuales con penetración en Navarra, la mitad de las que padecemos ahora.

Los datos del Ministerio del Interior, y no los de la máquina fascista del fango, evidencian por tanto que en los últimos años hemos duplicado el número de agresiones sexuales con penetración en Navarra. ¿Cuándo tendremos que empezar a preocuparnos? ¿Cuando se multipliquen por cuatro? ¿Cuando lo hagan por ocho? ¿Proteger a la mujer desde la izquierda es mirar para otro lado?

La sociedad navarra sin duda está preocupada por este asunto y lo está sin embargo pese a que cabe preguntarse hasta qué punto las portadas de los medios reflejan la gravedad del problema. ¿Saben los navarros, gracias a los medios más demandados, que cada 4 días hay una violación en Navarra y que el número de violaciones se ha duplicado en los últimos años?

El paso lógico siguiente sería preguntarse el porqué. ¿Hay alguna singularidad estadística tras el aumento del número de violaciones? Si, por ejemplo, la mitad de las violaciones fueran llevadas a cabo por pelirrojos o por estudiantes del Opus, ¿no estaríamos hablando todos los días sobre ello? ¿Cuál es el perfil de los agresores sexuales en Navarra? ¿Hay en ese perfil algún dato llamativo?

El hecho es que el gobierno parece tan empeñado en negar el aumento de la inseguridad como en esconder el perfil de los responsables de ese aumento de la inseguridad. De este modo, la medida más llamativa del gobierno foral en los últimos tiempos respecto a la inseguridad ha sido escribir a los medios para pedirles que oculten la nacionalidad de los delincuentes. A este respecto, sin embargo, si de lo que se trata es de evitar alimentar algunos prejuicios sociales, seguimos pensando que sólo existen dos alternativas. O los datos rebaten esos prejuicios, y entonces hay que publicarlos, o los datos confirman esos prejuicios, en cuyo caso no son prejuicios.

Compartir este artículo

Un comentario

  1. Recuerdo una época en la que cuando había una violación se convocaban manifestaciones multitudinarias feministas, los medios abrían sus ediciones con las fotografías de los violadores y se seguía el día a día del juicio.
    Pero eran otros violadores, no los de ahora. Está claro que hay violadores malos y buenos, como en el fútbol cuando hacen un penalti, según quien sea se pita o no
    Falta poco para que los socialistas y las feministas lleguen a decir que la culpa es de ellas, por ir provocando.
    Son hipócritas y mentirosos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín