El cuatripartito foral recorta las ayudas sociales, pero disimulando

Gracias a los bienamados gobiernos de progreso que se suceden en Navarra desde el año 2015 en la Comunidad Foral no hay recortes, los servicios públicos cada vez funcionan mejor, todos somos felices y el escudo social no deja a nadie atrás. No es como cuando gobernaba la derecha y los niños morían de hambre, o aparecía un sin techo muerto de frío en el banco de un parque. Ahora fluye el reino de leche y miel.

¿Qué hay de verdad en todo el párrafo anterior? Pues que cada vez pagamos más impuestos para intentar que esa descripción pase del mundo de la fantasía al mundo real, pero con escaso éxito según los navarros podemos apreciar y padecer. Y a pagar más por peores resultados de toda la vida se le llama mala gestión.

UPN denuncia, en otro ejemplo del deterioro de ese escudo social que tan bonito nos venden en el catálogo electoral, cómo la espera media para valorar la discapacidad de una persona es ahora mismo en Navarra de 12,3 meses frente a los 6 que marca la ley. Esto es lo que pasa cuando, para obtener una ayuda, en vez de poner los medios y gestionarlos bien se redacta una ley. Después, como no hay medios ni gestión, lo que pone la ley no se puede cumplir. Pero el político que redacta esa ley, al menos durante un tiempo, puede subirse a un atril, llamar fascista a todos los que le critican, y presumir de que al fin bajo su batuta se ha afrontado el problema de la discapacidad porque se ha aprobado un ley que reduce los tiempos de espera para conseguir una valoración. Mucha gente, no obstante, se cree que los problemas se arreglan sólo publicando leyes en el BOE o en el BON. ¿Y qué pasa si después no se cumple la ley? Pues nada, salvo que usted sea una persona exigente y no un mero adepto incondicional a la hora de votar.

Los tiempos de espera para una declaración o una valoración de discapacidad o dependencia son por lo demás un recorte encubierto. O sea, no hay recortes pero sí hay recortes. Si usted, por ejemplo, solicita una valoración de dependencia o discapacidad y se la realizan en un mes, empieza a cobrar ayudas a partir de ese mes. Si suponemos que la ayuda es 1.000 euros y que la valoración llega a los 6 meses en vez de en un mes, entonces el gobierno se ahorra pagarle 6.000 euros respecto a si la valoración se hubiera hecho en un mes. Si la valoración tarda 12 meses, entonces el gobierno se ahorra 12.000 euros. ¿Qué pasa cuando el gobierno no tiene suficiente dinero para pagar los costes de la discapacidad o la dependencia? Pues que se alargan los plazos para empezar a recibir las ayudas. Alargar los plazos es una forma de que el gobierno ahorre dinero y usted reciba menos ayuda. Retrasar los plazos de las ayudas es recortar sin decir que se recorta. Y así usted sigue pagando más impuestos y votando “progresista” pensando que los gobiernos progresistas no recortan servicios ni gastos.

Retrasar las ayudas no es sólo una forma de recortar gasto y ahorrar dinero el gobierno. O sea, más allá de una consecuencia presupuestaria, retrasar ayudas implica dejar a mucha gente desamparada durante mucho tiempo. Después de 12 meses, la persona que pedía una ayuda puede estar ya hasta muerta o se habrá tenido que buscar la vida. Pero entretanto el gobierno se ahorra un dinero.

Estos retrasos en las valoraciones y declaraciones que abren la puerta a la recepción de ayudas son, como las listas de espera en la Sanidad, otro exponente más del progresivo deterioro en la calidad de los servicios que los navarros recibimos de la administración. Un político de progreso puede subir a un atril o conceder una entrevista presumiendo de todo lo que ha ampliado a la gente tal o cual catálogo de ayudas. Lo que falta después es que lleguen las ayudas, pero lo que pretende el político de progreso es que el día de las elecciones se le juzgue por el catálogo en vez de por las ayudas.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín