El centro de menas de Marcilla vuelve a ser noticia

Habrá que reconocer al menos que si el gobierno monta un centro de acogida de menas en tu pueblo no te aburres. Esto lo saben bien en Marcilla, donde solían ser recurrentes las incidencias en relación a su centro de menas. Hacía algún tiempo no obstante que las cosas parecían tranquilas, o por lo menos que no trascendían las cosas si sucedían. Hasta este fin de semana en el que un menor del centro ha agredido a otro con un arma blanca, teniendo que desplazarse la Policía Foral hasta el lugar y detenerlo.

Como señalábamos, el centro de acogida de menas en Marcilla ha sido una fuente frecuente de problemas en el pasado, protagonista de numerosas incidencias, con el problema de que no se puede hablar de las incidencias en estos centros, de las quejas de los vecinos o de la nacionalidad o pertenencia a estos centros de las personas que generan problemas. No es políticamente correcto. El gobierno envía cartas expresando su contrariedad por hablar de este tipo de asuntos.

El hecho sin embargo es que, por algo será, allí donde se abre un centro de este tipo los vecinos lo acogen con rechazo, y si el rechazo no llega desde el principio llega al poco tiempo conforme aparecen los problemas. Da igual la ideología dominante del muncipio. Lo único que cambia es el nivel de hipocresía en la aproximación al problema.

Frente a los discursos simplistas y buenistas, el hecho es que para que la inmigración no genere conflictos se tienen que dar al menos dos circunstancias. Que el inmigrante quiera adaptarse y trabajar y no venir ya rechazando la cultura de acogida y predispuesto a generar problemas. Que los inmigrantes no lleguen en tal cantidad y en tan poco tiempo que el mercado inmobiliario, el sistema educativo, el mercado laboral o la sociedad en general no tengan la capacidad de integrarlos y asimilarlos.

Desde luego no parece razonable mantener en territorio nacional no ya a los que entran ilegalmente sin que se sepa nada de su vida y milagros, si son delincuentes huyendo de la justicia de su país, o sin saber dónde devolverlos en caso de que den problemas aquí, sino que sigan viviendo en España y en libertad personas que acumulan una cantidad delirante de antecedentes, que son un peligro, y que acaban pasando a las portadas de los medios cuando pasan a los delitos de gran entidad. La solución entonces es censurar las portadas y esconder la nacionalidad.

El problema de la inmigración es un asunto complejo en el que no caben posturas maximalistas. La vieja máxima de Paracelso es que “La dosis diferencia un veneno de un remedio”. Esta frase sirve para la alquimia, la farmacología, la inmigración y puede que para todo.

Compartir este artículo

Un comentario

  1. El artículo es muy bueno y cierto, pero en el caso de la inmigración ilegal la frase de Paracelso no vale.
    Ninguna dosis, ni pequeña ni grande, puede ser un remedio para nada.
    La inmigración ilegal debería ser prohibida totalmente por eso mismo. Por ilegal.
    Y cuando encima da problemas de delincuencia, el único remedio es la devolución en caliente.
    Y los que quieran venir a trabajar y a integrarse, que lo hagan siguiendo los protocolos que se han usado siempre.
    Los mismos que tenemos que usar los españoles cuando nos queremos ir a vivir a otro pais.
    Y no hay mas.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín