Lo público es de pobretones

El bono energético de Mónica García no sólo está poniendo sobre el tapete la hipocresía de la izquierda, sino alguna de sus flagrantes contradicciones de fondo. Muy notablemente la de Ana Pardo de Vera, la directora de Público. Entre la disyuntiva de reconocer la metedura de Mónica García y exigir su dimisión (en coherencia con haber pedido ella la de Ossorio), o abrir un debate sobre la pertinencia de que las ayudas públicas sólo lleguen a los pobres, la izquierda ha apostado por lo segundo. Ello ha dejado una perla como este texto, que lo podría haber redactado Friedrich Hayek, pero que lo ha firmado la directora de Público: “Basta ya de ayudas a familias numerosas que no las necesitan, de ayudas para todos y todas, que benefician a ricos, pobres y rentas medias. Necesitamos que se haga una cirugía muy precisa en las ayudas públicas” .

Aparentemente el argumento de la directora de Público parece muy progresista. Sólo falta que los ricos, los odiados ricos, reciban ayudas públicas. Que se paguen ellos la factura de la luz. Y ya puestos los colegios, los hospitales, las universidades y hasta las pensiones. Pero esto que suena tan combativo contra los ricos, en realidad es una bomba de relojería contra los pobres. O según se mire su salvación.

X

O sea, la educación y la sanidad pública no tienen que ser entonces universales. Deben ser sólo para el que no se las pueda pagar. ¿O por qué la lógica de que los ricos se paguen lo suyo es buena para los bonos eléctricos y mala para el resto de cosas?

Ahondemos pues en esa idea, ahora que la izquierda sin quererlo parece predispuesta, de que los servicios públicos sólo sean para el que no pueda pagarse los privados. ¿No sería la forma de reducir el tamaño del estado y sus costes a un tamaño sostenible? ¿Por qué el estado tiene que ayudar a quien no necesita ayuda? ¿Por qué los políticos tienen que convertir en personas dependientes del estado a personas que podrían ser independientes? ¿Acaso por miedo a que si fueran menos dependientes serían más libres y menos manejables? Hablando de manejar, ¿por qué los políticos tienen que manejar unos presupuestos tan enormes de dinero ajeno con el riesgo consiguiente de que ese manejo derive en ineficacia, amiguismo, clientelismo y corrupción? La directora de Público ha tenido una idea genial.

x

Podría parecer anecdótico, pero podemos empalmar la reflexión de la directora de Público con lo que dice habitualmente cualquier famosillo izquierdista pillado in fraganti usando la sanidad privada. Dice entonces el retratado (y Yolanda Díaz o Iceta le aplauden) que él tiene la suerte de poder acceder a la sanidad privada, pero que defiende fervorosamente la sanidad pública para toda la gente sin suerte que no puede pagarse la privada.

https://twitter.com/niduaz/status/1619490914526969856

¿No es maravillosa también esta reflexión y que sea aplaudida con entusiasmo por la izquierda más radical? Implícitamente significa que hay una sanidad buena, la privada, que es la que eligen los ricos, los que tienen dinero, los que pueden escoger, y una sanidad, aunque pidan aplausos para ella, que es la mala, la pública, la que ellos no elegirían, pero a la que puedan acudir los pobres. ¿Y esto es lo igualitario, lo progresista y lo social?

X

A decir verdad, lo igualitario, lo progresista y lo social sería que todo el mundo tuviera acceso a la sanidad o la educación privada. Ellos mismos reconocen que la sanidad o la educación privada son mejores, al punto que es lo que ellos las eligen porque ellos las pueden pagar. Entonces, ¿por qué a lo que se supone que tenemos que aspirar es a una sanidad o una educación pública universal en vez de a una sanidad o una educación privada universal?

No se trata de que alguien se quede sin escolarizar o que alguien se muera en la puerta de un hospital. Se trata de que a esa persona que por sus medios no puede pagarse una sanidad o una educación privada, pero sólo a esa persona como bien dice la directora de Público, el gobierno le pague un hospital privado o un colegio privado. ¿No sería eso mucho más barato que un sistema sanitario o educativo público universal? ¿A qué ideal tiene más sentido aspirar? ¿A una sociedad en la que todo el mundo tuviera que resignarse a lo público o a una sociedad en la que todo el mundo pudiera aspirar a lo privado? Lo estatal debería ser sólo una etapa a superar hasta que todo el mundo pudiera pagarse servicios privados. Si hace falta lo público es porque la gente no tiene bastante dinero para pagar lo privado. ¿Acaso no sería lo deseable llegar a una sociedad en la que la gente sí tuviera el bastante dinero para pagar lo privado? ¿Cuál es la lógica de desear una sociedad en la que la falta de recursos de la gente perpetúe la necesidad de la sanidad o la educación pública? Seguramente estemos mucho más ante una lógica de la la dominación que ante una del bienestar.

X

x

Compartir este artículo

Un comentario

  1. Atinadísimo artículo que explicita la razón de lo público y lo privado y derriba ideas que en España nos han metido en la cabeza y casi siempre damos como justas o correctas sin serlo.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín