Las mascarillas de SODENA empiezan a caducar este mes

Las mascarillas que SODENA tiene cogiendo polvo en un almacén desde una brillante operación de compra en 2020 son ya algo más que uno de los más curiosos estrambotes de la legislatura de Chivite. A estas alturas sigue sin darse ninguna salida al problema de las mascarillas. No es ya que la pérdida de 1,8 millones de euros sea inevitable para el contribuyente navarro, sino que al menos la mascarillas le sean útil a alguien en alguna parte para algo antes de que caduquen.

X

La pérdida económica para los contribuyentes forales ya no tiene remedio. Las 1.745.600 mascarillas almacenadas con un coste de adquisición de 1,8 millones de euros se calculó hace unos meses que ya sólo tendrían un valor de 126.600 euros. Pero eso era hace unos meses, ahora el valor de las mascarillas se aproxima a cero a marchas forzadas.

X

Según se publicó recientemente, de los 1,74 millones de mascarillas almacenadas cogiendo polvo en Sodena, 11.520 mascarillas ya han caducado, 72.964 FFP2 caducan en abril- mayo de 2023; 600.000 FFP2 caducan entre junio de 2023 y febrero de 2024 y 1,06 millones de mascarillas quirúrgicas caducan en abril-mayo de 2023.

O sea, de las 1,7 millones de mascarillas alrededor de un millón caducan en los dos próximos meses. No sólo es que se va a perder todo el valor, sino toda la utilidad. Es decir, los contribuyentes navarros ya ni remotamente van a recuperar su dinero. Al hecho de que las mascarillas hayan dejado de ser un bien escaso y hayan perdido su valor, se une el hecho de que estén a punto de caducar. Las mascarillas se podían quizá haber regalado a los navarros, recientemente incluso se ha planteado entregarlas a una ONG, todo menos dejar que caduquen y no sólo pierdan el 100% de su valor sino que no tengan ningún uso. En alguna parte del mundo hay gente pagando por mascarillas mientras aquí dejamos que se pudran. No sólo es que no se supo gestionar el problema en su inicio, en que tampoco después se le ha sabido dar ninguna salida en una demostración de incompetencia monumental.

El relato gubernamental de todo el escándalo de las mascarillas, sin embargo, es que todo se hizo bien, que todo fue legal, que no hay responsabilidades políticas y que no caben reproches a la gestión. Menudo alivio que la incompetencia no sea ilegal y si esto ha sido haber hecho las cosas bien qué sería entonces haber hecho las cosas mal.

X

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín