La izquierda debería preguntarse por qué la amenaza para los grandes poderes económicos globales es sólo la extrema derecha

¿Por qué la que preocupa a Macrón es Marine Le Pen y no Melenchón? ¿Por qué lo que preocupa a Ursula von der Leyen es el ascenso de la extrema derecha y no el de la extrema izquierda? ¿Por qué la UE miraba con lupa lo que hacía Polonia y le bloqueaba los fondos europeos pero a Pedro Sánchez le permite amenazar las libertades fundamentales en España y dinamitar la separación de poderes y el estado de derecho? ¿Por qué Meloni es una ultra pero no lo son Yolanda Díaz u Otegui? ¿Por qué a la derecha consevadora y antiglobalista se le intenta presentar como si fuera nada menos que nazi y por qué el muro de defensa de la democracia no excluye a nadie por extremista que sea siempre que sea de izquierda?

La pregunta tiene más sustancia de la que parece porque personajes como Macrón o von der Leyen no son al final más que marionetas de instituciones como el Foro Económico Mundial, con sus reuniones en Davos, su Pacto Verde y su Agenda 2030. Es decir, parece que hubiera una contradicción ahí. ¿Cómo es que las grandes transnacionales y los multimillonarios abrazan a la extrema izquierda y son los primeros que promueven el levantamiento de un muro frente la derecha insumisa? ¿No es acaso la extrema izquierda la enemiga pública número uno del gran capital internacional?

Más que a la derecha, la cuestión debería inquietar a la izquierda. No a sus líderes, que sin duda viven muy bien bajo el paraguas del Foro Económico Mundial y la Agenda 2030, sino a sus simpatizantes. ¿Cómo es que ahora la extrema izquierda y los multimillonarios, deberían preguntarse, estamos abrazados al mismo lado del muro? Puede que a Arnaldo Otegui o a Ione Belarra les de igual ir de la mano de Bill Gates, pero un votante avispado de cualquiera de los dos debería encontrar raro verles unidos bajo una misma agenda programática.

No sólo es que los grandes poderes económicos y los grandes archimillonarios coincidan con la extrema izquierda al mismo lado del muro, cosa ya de por sí llamativa, sino que lo que les promete la agenda globalista a los simpatizantes de la izquierda, o por lo menos a esa gente de abajo que dice representar la izquierda, es que no tendrá nada y será feliz. O sea, que lo mismo que ahora pero con una sonrisa. Toda esta gente debería preguntarse por qué no es feliz si ya carece de todo. O por qué gente como Bill Gates y grandes fondos de inversión, mientras te dicen lo feliz que serás sin tener nada, están acumulando tanta tierra como pueden comprar. La Agenda que promueven destruye al sector primario liberando y abaratando las tierras que compran a bajo precio, una vez que los ganaderos y agricultores arruinados las tienen que abandonar a precio de saldo.

¿Y dónde está la izquierda? ¿Con los agricultores? ¿Con los ganaderos? ¿Con los que no tener nada para ser felices hace siglos que no les está funcionando? ¿O la izquierda está con los agendistas y los multimillonarios de Davos? ¿Por qué a los enemigos naturales y tradicionales de la izquierda lo que les preocupa ya no es la izquierda sino montarle un muro a la derecha? Viendo el pin al que van prendidos, ahora no hay manera de saber si estás delante de un millonario o de un antimillonario, lo único seguro es que ahora ya no son enemigos.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín