La manifestación en defensa de la manada de Alsasua

Redacción 16 abril 2018 Noticias, Noticias destacadas
Imagen de La manifestación en defensa de la manada de Alsasua

De manera poco sorprendente, el cuatripartito consiguió el sábado una manifestación importante en apoyo a la manada de Alsasua. En realidad la cifra de navarros que apoyan al cuatripartito no es ningún misterio: en las últimas elecciones fueron 160.352. El número de navarros que votaron a la oposición o a Ciudadanos fue 161.141. El éxito de los convocantes es seguramente su capacidad para movilizar un porcentaje elevado de sus votantes a manifestarse, si bien estuvieron lejos de alcanzar, ni con los numerosos autobuses llegados de fuera, las 160.352 personas que les votaron (a estas alturas es probable que menos). No diremos que la manifestación no fue importante, pero tampoco es que a estas alturas y en esta tierra la capacidad de movilización del radicalismo nos sorprenda. Lo sorprendente es cuando de los otros 161.141 se consigue movilizar a más de 1.500.

x

x

Tampoco sorprende el progresivo proceso de “amabilización” de la manada de Alsasua que aún no ha sido ni condenada, porque una vez más y en estas tierras nos sabemos el patrón de memoria. El proceso en cuanto se detiene a un nacionalista violento es siempre el mismo: a ver cómo se vende la imagen de que el estado al castigarlo está siendo desproporcionado, cruel, opresor y antidemocrático, y a ver cómo se vende la imagen de que el nacionalista detenido es una pobre víctima. Porque está lejos, porque está enfermo, porque está enferma su madre, porque su primo se cayó de la moto cuando iba a verle, porque la pena era muy dura, porque llueve en primavera. Y así siempre. Siempre. Siempre. No hay ni un nacionalista violento que el mundillo abertzale diga de él que está bien encerrado y merece su castigo. Sólo unas fotos se retiran de las herriko tabernas y las manifas pro-presos: la de los que se arrepienten y piden perdón a las víctimas.

x

Podemos discutirlo, pero una vez más nos conocemos la secuencia de memoria como para que nos intenten vender el suceso como una “trifulca” tabernaria, espontánea y equivalente a los cientos de trifulcas similares en las noches y bares de toda España cualquier fin de semana. Porque todos sabemos que sucesos como los de Alsasua siguen 3 pasos.

x

1-Sembrar el odio en el ambiente y señalar los objetivos

x

2-Agresion

x

3-Victimizar a los verdugos y utilizar políticamente sus detenciones

x

Podríamos resumir diciendo que, para los que mueven los hilos en ese mundillo, del tonto-matxaka de base, como del cerdo, todo es aprovechable, hasta después que le cogen.

x

¿Es terrorismo lo de Alsasua?

La kale borroka, aunque consistiera en quema un autobús y un par de cajeros, aunque nadie resultara herido, también se consideraba, con razón, terrorismo, porque como en este caso había un componente extra que valorar puesto que no se trataba de mero vandalismo sino de generar un estado de terror. De controlar la calle y expulsar de la vida pública al discrepante. Es en virtud de ese estado de terror, todavía no del todo superado, la gente no se atrevía a llevar un lazo azul, a llevar una bandera española, a hablar en voz alta en determinadas calles y bares de determinadas localidades o a tomarse tranquilamente una copa en Alsasua. Con aquellas penas no nos estábamos protegiendo contra unos tipos que meramente pretendían quemar un cajero o un autobús sino contra ese estado de terror que querían imponernos y en parte nos lo impusieron. El bien jurídico a proteger era la libertad, no el contenedor, por eso se penaba como terrorismo y no como vandalismo. Y por eso hay razones para considerar la agresión de Alsasua, siquiera como hipótesis jurídica, como algo más que una mera trifulca. O no. pero eso tendrán que determinarlo los tribunales. De hecho que fue un acto de terrorismo puede discutirse, pero que no fue una mera trifulca es en cambio indiscutible. Porque si en un pueblo se reúnen varios centenares para quemar muñecos de gays o de negros y una noche le dan una paliza a un negro o un gay entre 40 vecinos, eso no es una mera trifulca. Y lo sabemos. Y lo saben. Hasta sus madres lo saben.

x

¿Está proporcionada la pena?

Aunque todavía no hay condena ni pena, hay quien ya ha decidido preventivamente que la sentencia es injusta y la condena desproporcionada e inhumana. En cuanto al daño causado, el teniente de la Guardia Civil tardó 92 días en estar recuperado de las lesiones que sufrió. El sargento, tardó 53 días en recuperarse de las lesiones. La pareja de uno de los agentes tardó 61 días en recuperarse de las lesiones. La otra pareja tardó 61 días en recuperarse y sufre estrés postraumático. ¿Cuál es la pena proporcional para compensar una paliza que llevó a las víctimas al hospital, a una al quitófano y a todas más de 50 días de baja con golpes y dolores por todo el cuerpo? ¿O para compensar que alguna de ellas haya tenido que irse a vivir a otra parte? ¿Qué pena se requiere para quitar las ganas al resto de las manadas de volver a cometer un acto similar?

x

Hablando de desproporción, en términos cuantitativos y cualitativos el apoyo que Uxue Barcos, Podemos, Bildu e IU han dado a las víctimas de Alsasua ha oscilado entre el 0 y el 0,1%, mientras que el apoyo que han prestado a la manada de agresores ha oscilado entre el 99,9% y el 100%.

x

La “Justizia” del cambio

Quieren que se les juzgue en Navarra.

Que se sepa el nombre del juez.

En donde lleva el juez a sus hijos al colegio.

Cómo se llama su mujer.

Dónde trabaja su mujer.

Que el jurado esté compuesto por Aznárez, Barcos, Araiz y Nuin.

Que el cuatripartito de el visto bueno.

Que aprueben la sentencia los Comités de Defensa de la República de Euskal Herria.

Y que las peticiones de penas, no digamos ya las penas, les parezcan bien a las familias de los acusados, a las bases batasunas y a Willy Toledo.

x

El problema de fondo: la desnazificación pendiente en muchas localidades

No sólo los guardias civiles, policías nacionales o policías forales. Hay muchos sitios en Navarra en los que, si una persona es reconocida como un político de tal o cual partido, o un periodista de tal o cual medio, u ostenta tal o cual camiseta, sería probable que recibiera una paliza. O sea que el ambiente de terror y la falta de libertad existe. Y si el ambiente de terror aún existe es porque aún existe terrorismo. Porque ETA no sólo era los pistoleros, como dicen los que nunca sufrieron la violencia ni de los pistoleros ni la de los aprendices y canteranos.

x

x

Canalizar adecuadamente la indignación

No se quede cabreado o cabreada en su sofá, salga a la calle a mostrar que está cabreado.

Si está en el sofá pero no está cabreado, piense en lo que dijo Asiron para calentar la manifestación.

No se lamente al día siguiente de que fue poca gente, si no fue usted.

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Indarra says:

    Después de cada manifestación de esta basura abertzale siempre se da el mismo resultado. Calles del centro llenas de pegatinas nazis y pseudoetarras.

    Los autobuses trajeron a los de siempre. Volveros a vuestra tierra o barrios a manchar vuestras ya de por sí sucias y cutres calles.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 29 Thumb down 8

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Personas fáciles

Si usted consulta cómo define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua -edición de papel- el adjetivo fácil se encontrará con que hay una acepción referida a la expresión mujer fácil. Esa acepción, por cierto, también está registrada en el gran diccionario del siglo XX que es el…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Ángel Mª Pascual: oficios y artesanos de Pamplona

Afilador 1947 Sevilla subida por Ramón Vinyera Como mi padre, Ángel Mª Pascual nació en 1911, pero murió con sólo 35 años, en 1947, dos años antes de que yo viniera al mundo. A pesar de la cercanía en el tiempo, la Pamplona de la que él habla en presente, fue casi toda -salvo…

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 13 de junio de 2007