Publicidad

La poblaci贸n navarra no tiene futuro

Redacci贸n 30 diciembre 2009 Noticias
Imagen de La poblaci贸n navarra no tiene futuro

La poblaci贸n navarra crece, pero…

Una poblaci贸n que no crece es una poblaci贸n en decadencia. Sirva como ejemplo el de muchos peque帽os pueblos navarros. Carente de la demanda de una masa cr铆tica de ciudadanos, un territorio se encuentra condenado a no poder atraer y sostener la oferta no s贸lo de servicios esenciales, sino de muchos otros que hagan atractiva la permanencia dela poblaci贸n en el territorio. El atractivo de algunas localidades navarras, por otra parte, puede ser precisamente su tranquilidad y su aislamiento. En cualquier caso, una tierra sin manos para trabajar y cerebros para pensar es una tierra sin futuro.

Navarra no crece por la natalidad, sino por la inmigraci贸n.

La pir谩mide de poblaci贸n navarra no es tal, sino que tiene forma de abeto. Muy apropiada para estas fechas navide帽as. El significado de esta figura, sin embargo, dista mucho de concordar con el alegre esp铆ritu navide帽o. Todo lo contrario, resulta preocupante que la poblaci贸n navarra disminuya en los tramos correspondientes a la poblaci贸n m谩s joven. Esto significa, por un lado, que una base estrecha de poblaci贸n va a tener que sostener las pensiones y las prestaciones de un contingente de poblaci贸n mucho m谩s amplio. Por otra parte, tambi茅n significa que las generaciones posteriores no ser谩n capaces de alimentar el mero recambio generacional de las generaciones precedentes.

En los 煤ltimos a帽os, la poblaci贸n navarra ha crecido exclusivamente gracias a la inmigraci贸n. No s贸lo por el contingente de poblaci贸n extranjera llegado hasta Navarra, sino tambi茅n por la alta tasa de natalidad de este contingente. Si la tasa de natalidad media de las navarras es de 1,3 hijos, el de las inmigrantes es de 2,3 hijos. En este momento, el 20% de los nacimientos en Navarra ya corresponde a hijos de madre inmigrante. Las cifras actuales nos anticipan un escenario futuro que deber铆a impactarnos.

Si la tasa de natalidad en Navarra ronda los 1,5 hijos por mujer, esto significa que cada generaci贸n s贸lo supone un 75% de los navarros que compon铆an la generaci贸n anterior. He aqu铆 la evoluci贸n de la poblaci贸n navarra, librada a su propia suerte, en s贸lo cinco generaciones.

La 煤nica forma de garantizar el relevo generacional, partiendo de nuestra actual tasa de natalidad, es la poblaci贸n extranjera. Adem谩s de ello, como coment谩bamos, la tasa de natalidad de las madres inmigrantes es 2,3 frente al 1,3 de las mujeres navarras, con un 20% de los nacimientos que ya corresponden a madres inmigrantes. El desarrollo de estas tasas anticipa un futuro en el que la poblaci贸n descendiente de inmigrantes constituir谩 el 80% de la poblaci贸n navarra a la vuelta de s贸lo 5 generaciones.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando鈥
Comentarios (1)
  1. spurgus says:

    Interesante v铆deo en TED sobre la pobreza y tama帽o d elas familias. (el tratamiento de los datos son discutidos por especialistas) pero merece la pena verlo.

    http://www.ted.com/talks/lang/eng/hans_rosling_shows_the_best_stats_you_ve_ever_seen.html

    驴Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano. Reflexiones sobre narrativa actual: El secreto, de Donna Tartt

x En nuestro 煤ltimo art铆culo literario dejamos para una pr贸xima entrega hablar de una novela de la escritora estadounidense Donna Tartt titulada El secreto1. Nuestra tesis era que estamos en una 茅poca en que es habitual que lo art铆stico encubra lo propagand铆stico, en detrimento de la autenticidad. x Perm铆tame primero…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Amaia: humildad, dulzura, inocencia

Un art铆culo de El Pa铆s de ayer, escrito por Sergio del Amo confirma lo que venimos pensando desde la primera vez que vimos a nuestra Amaia Romero. Os entresaco algunas frases:   El fen贸meno 'Amaia' de OT: as铆 ha revolucionado el programa esta concursante... No s贸lo tiene una buena cultura…
Publicidad

El ba煤l de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 2 de febrero de 2015