España no es izquierdista

Hay varias conclusiones inciertas de lo que ha pasado con los resultados del 23J. Algunas de estas conclusiones vienen determinadas por el propio desánimo de una parte de los votantes del centro-derecha, víctimas seguramente de unas expectativas exageradas, y otra por los mensajes entusiastas lanzados tras el recuento por parte de los líderes de la izquierda, pese a un resultado bastante pírrico.

X

Para empezar, la suma de PP y VOX alcanza el 45,44% de los votos, mientras que la suma de PSOE y Sumar sólo alcanza el 44,01%. Cuando por ejemplo Pedro Sánchez dice que “Somos muchos más los que queremos que España siga avanzando a que siga el camino del retroceso marcado por el PP con Vox”, simplemente está mintiendo. O simplemente está siendo Pedro Sánchez, cuyo problema con la verdad parece crónico y sistemático.

Obviamente hay que incluir en la ecuación a los nacionalistas, todos los cuales se adhieren al sanchismo, pero no todos los cuales son izquierdistas. ERC, Bildu y el BNG representan el 3,87% de los votos. Que por cierto, no podemos ser los españoles más rehenes de un grupito más pequeño. Por su parte, JxCAT y PNV representan el 2,72% de los votos. Ni siquiera todas las fuerzas sanchistas son por tanto izquierdistas.

X

Además de lo anterior, habría que añadir al cómputo a UPN y CC, con un 0,67% de los votos. Total, el bloque izquierdista representa al 47,88% de los votos mientras que el bloque derechista representa al 48,83% de los votos. El resto de votos correspondería al voto en blanco, el voto nulo o ya en una insignificante proporción inferior al 1% a una amalgama de micropartidos que van  desde el Pacma hasta Geroa Bai, pasando por la Falange. Los izquierdistas no son muchos más que los derechistas. La izquierda española no es invencible. España no es especialmente izquierdista. No es desproporcionada ni exageradamente izquierdista. En realidad España ni siquiera es izquierdista.

X

Si sumamos los escaños de los bloques el resultado todavía se muestra más abultado. Las izquierdas suman 167 diputados (PSOE+Sumar+ERC+Bildu+BNG), frente a los 183 de las derechas (PP+VOX+JxCAT+PNV+CC+UPN). El problema es que la división del parlamento no es entre izquierda y derecha, sino entre izquierda y nacionalismo por un lado y por otro la derecha.

x

En este sentido resulta llamativo que la izquierda trate de explicar sus inconfesables acuerdos con el nacionalismo señalando que no pueden interpretarse en clave soberanista sino en clave social. A la vista está sin embargo que no es verdad. Si la convergencia entre la izquierda y el nacionalismo se explicara por las políticas sociales, el nacionalismo de derechas no apoyaría al sanchismo. El sanchismo recaba el apoyo de todo el nacionalismo por las contraprestaciones que recibe a cambio en clave soberanista. O ya puestos, por la falta de límites morales y democráticos del PSOE, por las contraprestaciones que ofrece no ya en clave política sino hasta penal.

X

La evidencia aritmética pone de manifiesto que, en teoría, el parlamento salido del 23J tendría una mayoría holgada para aprobar una bajada de impuestos, o medidas a favor de la educación concertada, o una ley antiokupas.

Decíamos que la izquierda no es abrumadoramente mayoritaria en España, como a veces parece. Ni siquiera es mayoritaria. De hecho es minoritaria. Lo que hace que tengamos una percepción muy diferente, pensando que la izquierda es mucho mayor de lo que es, seguramente tiene que ver con uno de estos cuatro motivos.

X

Primero que la izquierda, aunque minoritaria, es muy radical. La izquierda en España no es mucho mayor que en otros países, pero seguramente es mucho más extremista.

X

Segundo que la izquierda, aunque minoritaria en la sociedad, es abrumadoramente mayoritaria en el panorama cultural y mediático.

X

Tercero que la izquierda parece más alta porque lleva puestos unos zapatos de tacón llamados nacionalismo. La derecha renuncia a esa ventaja porque no está dispuesta, al menos actualmente, a pagar el peaje que paga la izquierda a los separatistas a cambio de su apoyo.

X

En cuarto lugar la derecha acaso suele manejar expectativas exageradas. Viendo todos los desastres y todas las mentiras del sanchismo, el electorado de derechas confunde un poco la realidad con lo que la izquierda merece. O sea, la izquierda merecería haberse quedado en 50 diputados, pero la realidad es que esto no va de lo que la izquierda merece ni era lo que iba a pasar, en parte debido al peso del punto dos. Al manejar expectativas exageradas, la decepción de los resultados lleva al electorado de la derecha a la depresión y la frustración, entonces pasa de manejar expectativas exageradas a sobrevalorar la fuerza de la izquierda. En ambos estados de ánimo alterados se escurre entre los dedos la realidad.

X

Aún podría incluirse otra consideración respecto a la fortaleza de la izquierda y es que, contra lo que suele pensar la derecha, para que a la izquierda le vaya mal no basta con que la economía vaya mal. A los argentinos les va muy mal y siguen votando a la izquierda. La cuestión, aparte de que la economía no es todo, es que hay que entender por qué las cosas van mal y cuál sería la solución, para no seguir apostando por soluciones fracasadas e insistir en la mala dirección. Pero para eso hay que dar la batalla de las ideas y hay que hacer pedagogía, y para eso hay que tener peso en el mundo de los medios y en el ámbito cultural. Si de hecho la izquierda tiene menos votos que la derecha dominando casi por completo el espacio mediático, educativo y cultural, ¿cuál sería el resultado si ese espacio estuviera bien repartido como por otro lado sería lo normal?

X

Como traca final, el PP y VOX sumaron el 23J el 51,77% de los votos en Andalucía, el 56,16% en Cantabria, el 56,75% en Castilla La Mancha, el 55,41% en Castilla y León, el 54,53% en la Comunidad de Madrid, el 50,55% en la Comunidad Valenciana, el 51,58% en Extremadura, el 50,85% en Baleares, el 55,4% en La Rioja, el 63,07% en Murcia y el 50,97% en Aragón. España no es mayoritariamente izquierdista. Son los datos, no es opinión.

X

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín