La simbología oculta de la bandera LGBT

A cuenta del absurdo debate sobre la imperfección de los bancos pintados con los colores LGBT, lo cierto es que tiene su interés profundizar un poco en el origen y simbología de esa bandera.

X

La bandera “arcoíris” fue diseñada en 1978 por el artista plástico y activista gay Gilbert Baker. Aunque la bandera triunfó con rapidez, lo cierto es que el diseño original no era como el actual. Inicialmente la bandera contaba con 8 colores, incluyendo el rosa y el azul celeste. Es decir, la bandera era el arcoíris más el rosa, dicen que como símbolo de la diversidad.

X

También se supone que la bandera fue inspirada por la canción “Over the Rainbow” (Sobre el arcoíris) cantada por Judy Garland. En todo caso la asociación simbólica del movimiento gay con el arcoíris parece bastante clara. Se dice asimismo que los colores representan a los colectivos LGBTQ (Lesbians, gays, bisexuals, trans, queer). No obstante, estas siglas también son cambiantes y crecientes y no coinciden con el número de barras y colores de la bandera. Por otro lado no podemos pensar que estamos ante un símbolo omnicomprensivo y plural. Puede ser discutible cuantas letras tiene ya el movimiento LGBTQ al que habría que añadir al menos, entre otras, la IAPC de intersexual, asexual, pansexual o cisgénero. En cualquier caso no se trata, por vocación, de una bandera que represente todo el mundo, aunque ahora todo el mundo parezca creer que le representa. De hecho no tendría sentido una bandera que representara a todo el mundo. Las banderas, como los nombres, o sirven para distinguir o no sirven para nada. Para distinguir a los que creen en el marxismo de género o ideología de género y el resto, por ejemplo.

X

Hablando de estas barras, las 8 iniciales han acabado en 6, con la supresión del rosa y del azul celeste. Cabe señalar que los colores del arcoíris son 7.

x

Todo lo anterior podría resultar meramente descriptivo si no fuera porque nos encontramos ante un escenario lleno de elementos simbólicos en acción.

X

El azul celeste, por ejemplo, es el color de la Virgen María. Se trata del color que aparece más frecuentemente repetido en los mantos con los que se la suele representar en la iconografía católica. No falta por tanto quien considera que la eliminación de este color de la bandera no es casual.

X

El arcoíris, por otro lado, en la Biblia representa el pacto de Dios con los hombres tras el Diluvio Universal. Tras tocar tierra el arca, Noé realizó una ofrenda a Dios el cual le anunció a Noe que no volvería a haber otro Diluvio sellando sus palabras con la aparición del arcoíris. Es por ello que resulta muy curioso que el arcoíris haya acabado siendo el símbolo de los gays cuando, desde el punto de vista bíblico y simbólico, es un elemento con el que Dios bendice a las parejas heterosexuales de todas las especies para que repueblen la Tierra tras el Diluvio. Bueno, es posible que hubiera alguna pareja homosexual, pero si la hubo su especie lógicamente se extinguió, ya que en el Arca de Noe sólo había una pareja de cada especie.

X

Naturalmente el relato bíblico contiene siempre mezclados elementos que pertenecen al campo de la historia y elementos que pertenecen al campo de la fe. La Biblia obviamente no es un libro de historia sino de fe, pero contiene multitud de elementos históricos. Se puede cuestionar la historicidad de muchos elementos e incluso afirmar que Noé realmente era catalán, pero lo cierto es que tampoco tiene mucha importancia ya que a la hora de hablar de banderas e iconos nunca vamos a dejar de estar en el campo de la simbología que es realmente el que interesa principalmente en estos asuntos.

x

El arcoíris, por consiguiente, ironías de la vida puede ser el símbolo gay o la consagración de la heterosexualidad y el símbolo más opuesto posible a la homosexualidad.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja