El primer intento de nombrar presidente, tal y como estaba previsto, se saldó en fracaso al recibir el candidato sólo 24 votos a favor por 25 en contra. Hubo un voto nulo de algún parlamentario que escribió “PSN-Nabai-IU” en su papeleta. Puestos a apostar, muchos apostarían que se trató de la papeleta de Lizarbe. Será mañana cuando el PSN, de ir todo según lo previsto, se abstenga en la votación. Una encuesta, entretanto, demuestra la poca confianza en que el PSN garantice la estabilidad de un gobierno de UPN.

Leer más

   Dar de baja