Publicidad

Carrillo

Redacci贸n 19 Septiembre 2012 Noticias
Imagen de Carrillo

La muerte de Santiago Carrillo implica un debate hist贸rico que necesariamente hay que abrir con un dato sorprendente: la biograf铆a de Carrillo no empieza con la transici贸n en 1975. Esa biograf铆a constituye en s铆 misma una cr贸nica de la historia de Espa帽a. Una cr贸nica en la que la izquierda es golpista contra la Rep煤blica antes de que lo sea la derecha o cunetera en tanto o mayor medida que el bando franquista. Se puede hablar o se puede no hablar de Carrillo pero si se habla, por respeto a la verdad, hay que hacerlo cont谩ndolo todo.

El Carrillo de la izquierda golpista

A帽o 1933. Se celebran las elecciones el 19 de noviembre. Los resultados son: izquierda 104 esca帽os, centro: 173 esca帽os, derecha: 194 esca帽os. En consecuencia, el centro derecha se hace democr谩ticamente con el gobierno alcanzando la presidencia Alejandro Lerroux con el apoyo de la CEDA (Confederaci贸n Espa帽ola de Derechas Aut贸nomas).

聽El 4 y el 5 de enero de 1934, la Ejecutiva de la UGT declara la inmediata y urgente organizaci贸n de un movimiento de car谩cter nacional revolucionario para conquistar el poder 铆ntegramente para la clase obrera (Archivo Hist贸rico Nacional, expedientes reservados, n 潞 53). Seguidamente hubo una entrevista entre los l铆deres socialistas Prieto y Besteiro, el cual aleg贸: 鈥淰ais a llegar al Poder, si lleg谩is, empapados y tintos en sangre鈥. Prieto respondi贸 desplegando el espl茅ndido panorama de los recursos guerreros que pose铆an, y recit贸 una relaci贸n de generales jefes y oficiales comprometidos. (G. Mario de Coca, Anti-Caballero, pg.147). En enero de 1934, el PSOE aprob贸 un programa revolucionario redactado por Prieto y Largo Caballero para aplicar cuando triunfara el golpe. En febrero la UGT y el PSOE crean un Comit茅 Nacional Revolucionario, cuyo presidente es Largo Caballero y el resto de sus miembros son Juan Sime贸n Vidarte y Enrique de francisco por el PSOE, Pascual Tom谩s y D铆az Alonso por la UGT, y Hern谩ndez Zancajo y Santiago Carrillo por las Juventudes Socialistas (en aquel entonces, carrillo era socialista). Su participaci贸n en el golpe de 1934 en calidad de protagonista fue reconocida y justificada por el propio Carrillo en televisi贸n hace pocos a帽os (ver video). Este comit茅 “en la sombra” iba a ser el gobierno golpista una vez derrocado el r茅gimen republicano, la democracia “burguesa”, y el leg铆timo gobierno de la derecha.

La primera golpista contra la Segunda Rep煤blica fue la izquierda

Todo lo anterior no es s贸lo un peque帽o relato de la biograf铆a de Carrillo, es tambi茅n la constataci贸n de que la izquierda, autoproclamada actualmente como defensora de la Rep煤blica y la democracia, realmente fue la primera en intentar un golpe de estado contra esa Rep煤blica de la que ahora dice que fue defensora en cuanto perdi贸 las primeras elecciones democr谩ticas.

Los preparativos golpistas del PSOE

En el mes de junio la polic铆a descubri贸 en Madrid un alijo de 616 pistolas y 80.000 cartuchos que estaban destinados a un diputado socialista del Congreso y en su domicilio se hallaron, adem谩s, 54 pistolas. Pero el caso m谩s difundido fue el de la nave “Turquesa”. Se trataba de un alijo de armas pedido por el empresario bilba铆no y viejo amigo de Prieto, el multimillonario Horacio Echevarrieta. 脡ste solicit贸 las armas en 1932 para los rebeldes de Abisinia, pero su destino fue Huelva y finalmente el Consorcio de Industrias Militares de C谩diz. El 11 de septiembre de 1934 sali贸 el cargamento del puerto gaditano a bordo del buque “Turquesa” y se procedi贸 a descargarlas de noche en la localidad asturiana de San Esteban de Pravia en camiones de la Diputaci贸n Provincial, lo que fue descubierto por la polic铆a. Indalecio Prieto, l铆der del PSOE en aquel momento, reconoci贸 la participaci贸n en el golpe de 1934 (lament谩ndola, no como Carrillo) en sus memorias escritas en el exilio. En referencia a las armas autom谩ticas, Alcal谩 Zamora escribi贸 que se hab铆an nutrido de Alemania en la 茅poca de la embajada de Araquistain y que fueron llevadas v铆a Bilbao con la protecci贸n de la fuerza p煤blica a dep贸sitos clandestinos de toda Espa帽a. En la primavera se envi贸 a los comit茅s provinciales el esquema sobre la organizaci贸n general de las milicias, que se denominaban “Milicias Proletarias”. Se estructuraban de forma decreciente en base a Grupos, Compa帽铆as, Secciones, Pelotones y Escuadras. El 4 de octubre el PSOE y la UGT declaran la huelga general revolucionaria en toda Espa帽a, comienza la insurrecci贸n armada. El 6 de octubre el gobierno declara el estado de guerra en toda Espa帽a. El 12 de octubre la insurrecci贸n ha terminado en toda Espa帽a y el orden ha sido mas o menos repuesto a excepci贸n de la cuenca minera de Asturias. El 18 de octubre los 煤ltimos insurrectos se rinden. El intento de golpe de estado ha supuesto 1.400 muertos en toda Espa帽a.

Llega 1936

Menos de dos a帽os despu茅s de estos hechos se cambian las tornas. La izquierda gana las elecciones (en un proceso lleno de irregularidades) con la amnist铆a para todos los golpistas del 34 en su programa. La violencia se desata en todo el pa铆s. La izquierda intenta liquidar a los principales l铆deres de la oposici贸n. El l铆der de la derecha, Calvo Sotelo, es asesinado. Gil Robles s贸lo evita la muerte casualmente al no encontrarle los asesinos en su domicilio. Cinco d铆as despu茅s se produc铆a el 鈥渁lzamiento鈥.

De golpista a criminal de guerra

En noviembre de 1936 Carrillo fue nombrado Delegado de Orden P煤blico en la Junta de Defensa de Madrid, de la que por tanto era el m谩ximo responsable. A esta Junta de Defensa es a la que se atribuyen las famosas matanzas de Paracuellos del Jarama, en las que miles de personas fueron asesinadas en la retaguardia republicana. El mismo carrillo, en una entrevista del historiador ingles Ian Gibson (historiador socialista) en 1982 reconoci贸 los hechos, pero dijo que 茅l no sab铆a nada pese a ser el m谩ximo responsable de orden p煤blico en la junta de defensa y quien tomaba las decisiones respecto a los presos. El propiohistoriador izquierdista Ian Gibson聽, aunque otras veces lo ha exculpado,聽reconoci贸 en una de sus obras que no se cre铆a la ignorancia fingida de carrillo respecto a los fusilamientos de Paracuellos, dudando que聽鈥si no se enter贸 en seguida de las matanzas de los d铆as 7 y 8, no estuviera informado de ellas muy poco tiempo despu茅s鈥, 鈥y en condiciones de impedir su repetici贸n鈥. Ian Gibson, 鈥淧aracuellos: c贸mo fue鈥. Editorial Argos Vergara, S.A. Barcelona, 1983. 聽Respecto a las responsabilidad de Carrillo, Paul Preston lo tiene mucho m谩s claro:聽“Sus mentiras son tan infantiles, es una ridiculez decir que no sab铆a nada de los hechos“.

Las matanzas de las fuerzas republicanas en Madrid generaron aut茅ntico estupor entre algunos de los observadores internacionales que permanecieron en la capital de Espa帽a. Entre ellos el doctor Henny, representante de la Cruz Roja en nuestro pa铆s, que tom贸 un avi贸n rumbo a Ginebra para denunciar los sucesos de Paracuellos. El avi贸n nunca lleg贸 a Suiza porque fue derribado antes de salir de Espa帽a por dos cazas republicanos. En los archivos desclasificados tras la ca铆da de la URSS pueden encontrarse hasta los nombres de los pilotos. Otro testimonio esclarecedor respecto a la responsabilidad de Carrillo en aquellas matanzas es el testimonio de Felix Schlayer, c贸nsul noruego durante la guerra civil en Espa帽a. Schlayer dej贸 escrito el relato de su visita con Henny a Carrillo para denunciar las atrocidades que estaban sucediendo en Paracuellos. He aqu铆 su testimonio:

鈥淩ecibimos toda clase de promesas de buena voluntad y de intenciones humanitarias con respecto a la protecci贸n de los presos y al cese de la actividad asesina. 脡l (Carrillo) pretend铆a no saber nada de todo aquello, cosa que me parece inveros铆mil. A pesar de todas las promesas, aquella noche y al siguiente d铆a continuaron los transportes de presos que sacaban de las c谩celes sin que Miaja ni Carrillo se creyeran obligados a intervenir. Y entonces s铆 que no pod铆an alegar desconocimiento ya que ambos fueron informados por nosotros鈥.

Todo lo anterior tambi茅n es memoria hist贸rica

Como dec铆amos al principio, podemos remover o no remover el pasado de Espa帽a. Pero si lo removemos, es obligado contarlo todo y no s贸lo una parte de los hechos. Contar el 100% de lo sucedido es historia, contar s贸lo el 50% es manipulaci贸n. Todo lo anterior forma parte de ese 50% de hechos que no se cuentan cuando se suele hacer referencia a eso que ha venido a denominarse 鈥渕emoria hist贸rica鈥. Una vez conocido el 100% de los hechos resulta que ya nada es tan sencillo. Si recordamos el 100% de lo que sucedi贸, de hecho, no es f谩cil que ninguno de los dos bandos encuentre sucesos de los que no deber铆a sentirse demasiado orgulloso. Carrillo, defensor durante toda su vida del modelo sovi茅tico, nunca fue juzgado por todo lo que aqu铆 se narra en virtud de la Ley de Amnist铆a de 1977. En los 煤ltimos a帽os Carrillo se hab铆a caracterizado m谩s por sembrar ciza帽a y reabrir heridas que por tratar de superarlas. Nos quedamos con la etapa en la que s铆 pudo aportar algo para cerrarlas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando鈥
Comentarios (19)
  1. Mientras tanto, en el mundo real….
    Al Pais, 贸rgano del NOM para el control de la izquierda en Espa帽a, no dice nada en ese art铆culo de varias cosas, pero ya se sabe, no vas a dejar que la.pu帽etera verdad haga tambalear una bonita manipulaci贸n. La pr贸xima vez que nos hagan un art铆culo con todos los datos que se han.dejado, con el.fin de exonerar al.PSOE y de limpiar a Carrillo. Es curioso que hablen de la.hoja que falta pero no nos cuentan casi nada de las que no faltan, donde los rusos cuenran con detalle la implicaci贸n de l jefe de JSU Carrillo, y de Margarita Nelken, socialista, y a quien el.PSOE dedica calles por.toda Espa帽a. Tampoco recuerdan el.34 cuando la izquierda se levant贸 en armas contra la.Rep煤blica porque no aguantaron perder unas elecciones. Ni siquiera pueden recordar julio de 1936 entero, cuando escoltas del gobierno PSOE acuden a matar a un l铆der de la.oposici贸n y como no le.encuentran van a por otro, lo.matan de un tiro en la cabeza, se refugian en casa de otra miembro del gobierno socialista….驴sigo?

    驴Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Lope de Aguirre says:

    En el mundo del revisionismo, querr谩s decir…

    S茅 que no voy a convencer a nadie, pero…

    http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2012/09/23/durante-franquismo-despues-hubo-lavado-cerebro-nacion/938053.html

    Por cierto, el comentario sobre Pinochet es impresionante: muestra bien claro de qu茅 estamos hablando y con quienes…. Decir que la mayor铆a parlamentaria estaba pidiendo a Pinochet que se sublevara contra la dictadura comunista…. En una palabra: IMPRESIONANTE!

    驴Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Estimado Lope de Aguirre..
    驴eres capaz de desmentir alguno de.los datos.que te he mostrado?

    Ah…ya me.parec铆a a mi.
    No olvides de que los sovi茅ticos eran muy meticulosos apunt谩ndolo todo…

    驴Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  4. arana goiti says:

    Pues no es por meter el dedo en la llaga se帽or Ca帽a, pero en el mundo real no son s贸lo los socialistas los que dedican calles a personajes como Carrillo, La Pasionaria, Pablo Iglesias o Prieto. El Pp se presta a la farsa con fruici贸n, tanto m谩s cuanto m谩s haya sido calificado de “facha” el pol铆tico de marras. A las pruebas me remito
    http://www.eldiario.es/politica/Botella-Carrillo-calle-Madrid-oposicion_0_49695171.html

    驴Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Libros amigos por Javier Horno

El hombre en busca de sentido (V铆ktor Frankl, 1905-1997)

El hombre en busca de sentido (V铆ktor Frankl, 1905-1997) 聽 x Hay a帽os en que el comienzo del verano no es la entrada a la Tierra Prometida. El calor nos coge desprevenidos. Para empezar las vacaciones tenemos que dejar el fardo del cansancio acumulado y recuperar el resuello. Y hay…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Defendamos nuestro pa帽uelo rojo

聽 Un pa帽uelo para Euskal Herria Algunos le llaman 'pa帽uelo fallero', 'de hierbas' otros 'de Olentzero', los hay que prefieren 'de arrantzale' o de 'kashero', hay quien, simplemente, le llama 'servilleta' y alguno -en plan despectivo- 'pa帽uelo de mocos', pero estoy convencido de que su implantaci贸n en las fiestas de…
Publicidad

El ba煤l de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 19 de Agosto de 2015