La tasa de natalidad en Navarra, a pesar de lo publicado en papel, sigue siendo catastrófica.

Una tasa de natalidad igual que la de hace 25 años…pero igual de mala.

Si ustedes han seguido los medios impresos este fin de semana, puede que hayan extraído una conclusión errónea de su lectura. Los datos objetivos aportado son dos. Por un lado, el índice sintético de fecundidad, que se sitúa en 1,45 hijos por mujer. Por otra parte, la tasa bruta de natalidad: 11,5 por cada 1.000 habitantes. No ponemos en duda que los datos sean similares a los de hace 25 años, pero no se trata de datos buenos sino de datos igual de malos que hace 25 años. Vayamos a los cálculos.

El recambio generacional.

Baste decir a este respecto que la tasa de fecundidad que asegura el recambio generacional es de 2,1 hijos por mujer. Esta tasa no aumenta la población, simplemente garantiza su sostenimiento. Con 2,1 hijos por mujer, una determinada población permanece constante (excluidos otros factores como las migraciones). Como les decíamos, esta tasa se situó en Navarra durante el año 2008 en 1,45. Muy por debajo de 2,1 que simplemente garantiza el recambio generacional. Veamos las consecuencias que tiene esto.

Un tasa de fecundidad del 1,45 significa que la masa poblacional de los hijos sólo constituirá el 72,5% de la masa poblacional que constituían los padres. A su vez, la masa poblacional de los nietos constituirá el 72,5% de la de los hijos y el 52,5% de la de los abuelos. El siguiente gráfico muestra la evolución de 5 generaciones de navarros con la actual tasa de fecundidad. La quinta generación representa sólo el 19,5% del contingente de la primera.

La tasa bruta de natalidad.

En cuanto a la tasa de natalidad, el dato de 11,5 puede resultar reconfortante sólo ignorando lo anterior y sólo comparándolo con los datos catastróficos de los últimos 25 años. Respecto a los cuales, de todos modos, sólo es levemente mejor. Visto con más amplitud, se observa mejor el brutal desplome de la natalidad en Navarra y su escasa recuperación en los últimos años. Una recuperación, por otra parte, que en buena medida hay que atribuir a la población inmigrante.

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín