Illa, el filósofo existencialista de la muerte por COVID

Mucho se podría decir sobre las inminentes elecciones catalanas, sobre las encuestas, sobre las escasas esperanzas, sobre el negro futuro de esa amada esquina de España. Pero uno de los aspectos más significativos es la candidatura de Illa. O sea, sobre la candidatura de Puigdemont sí se habla, porque hasta la para la maquinaria mediática de la izquierda y el nacionalismo es difícil normalizar por completo la candidatura de un fugado de la justicia, condenado por malversador y golpista. Pero lo de Illa tampoco está mal como fenómeno parapsicológico.

X

Aunque no parece funcionarle demasiado, la izquierda lleva años tratando de echarle a Ayuso los muertos de la pandemia. El día que no promueven una “Comisión de la verdad” que computa a su manera los muertos en las residencias sólo en Madrid y sólo para echárselos encima a Ayuso, cuelgan directamente una lona diciendo que la presidenta de la Comunidad de Madrid es la asesina de 7.291 abuelos. Todo el que no es sanchista es un asesino, un fascista o un corrupto, tanto más asesino, corrupto o fascista cuanta más batalla electoral le da al frentepopulismo sanchista. La izquierda no se anda con remilgos a la hora de criminalizar a sus adversarios. ¿Cuánto durará Ayuso fuera de la cárcel cuando, con este discurso, los jueces los nombren directamente Puigdemont, Sánchez, Yolanda Díaz y Otegui?

El caso es que en España hubo 121.760 muertos durante la pandemia, no 7.291. De todos los muertos durante la pandemia, ¿cuántos incluyendo los de Madrid fueron responsabilidad del gobierno? O sea, podemos o no usar los muertos como arma política, pero si usamos los muertos entonces todos los muertos y contra todos los partidos, no contra Ayuso sólo. Lo suyo en un país normal, claro está, sería dejar en paz a los muertos. Si a la izquierda no le importan todos los abuelos muertos en las residencias, sino sólo los abuelos muertos en comunidades donde gobernaba el PP, lo que queda claro es que a la izquierda le importan un pimiento los abuelos fallecidos, salvo para utilizarlos políticamente contra el PP.

Naturalmente la culpa de los 121.760 muertos la tiene la pandemia, pero si empezamos a rebuscar responsabilidades políticas, ¿por qué España se convirtió durante la primera ola en el país desarrollado más golpeado por la pandemia? ¿Por qué aquí murió mucha más gente que en cualquier otro lado? Quizá porque aquí el mensaje del gobierno, y por extensión el de todo el equipo olímpico gubernamental de opinión sincronizada, era que el COVID era una broma. Todos estos que ahora promueven la censura contra los medios que critican al gobierno eran los que decían que el COVID era un bulo. Cuando se tenían que estar adoptando medidas de contención y blindando las residencias para proteger a los abuelos, el mensaje de todos estos telesiervos era decir que no teníamos que preocuparnos. Si alguien busca responsabilidades por el desastre en las residencias y los hospitales, o por el hecho de que Espàña fuera el país más golpeado en la primera oleada de Covid, que empiece quizá por estos.

X

x

Pero aunque sin duda el periodismo de progreso, puestos a buscar responsabilidades, protagonizó un capítulo negro en la historia de la desinformación por lo que respecta al COVID y la incidencia de la pandemia, no podemos dejar de recordar que el principal responsable político de la pandemia, por debajo tan sólo del propio Pedro Sánchez, fue el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el ahora flamante candidato socialista a presidente de la Generalidad. Si gestiona igual de bien que la pandmia el futuro de Cataluña están apañados los catalanes, porque literalmente durante la primera ola fuimos el país del mundo con mayor exceso de mortalidad. Pero la celebración del 8M poco antes salió espectacular.

X

x

Respecto a todo lo anterior, cabe recordar que Salvador Illa es licenciado en Filosofía. Es decir, llegó en 2020 al Ministerio de Sanidad sin tener ni idea, careciendo de cualquier atisbo de cualificación para el puesto, sólo porque era miembro del PSC y había una cuota catalana que completar en el ejecutivo. Le cayó por tanto Sanidad como una especie de descarte y tuvimos la mala suerte de que nos tocara vivir una pandemia y de que el Ministerio de Sanidad tuviera que asumir un papel protagonista cuando se había colocado a su frente a una persona sin la mínima cualificación. ¿Por qué nos convertimos en el país con más exceso de mortalidad del mundo durante la primera ola? Quizá también en parte por esta razón.

X

Lo llamativo de todo esto es que a Ayuso se le cuelguen pancartas con los muertos mientras que Ïlla ha salido de rositas de todo esto. Es más, en las elecciones catalanas los socialistas no han encontrado mejor candidato que un responsable político de Sanidad con 121.760 muertos a sus espaldas. ¿Cómo es posible que el PSOE o Sumar tengan la desvergüenza de utilizar políticamente los muertos del COVID cuando ellos estaban en el gobierno y fuimos el país con más muertos por habitantes del mundo? ¿Cómo es que Illa con su historial pueda ser en Cataluña el mejor candidato posible para ellos mismos? Sin duda porque entre la realidad y la percepción de la realidad que tienen los ciudadanos se interponen los medios, y la izquierda domina los medios.

X

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín