Ir hoy a pasar el rato a la playa con el magistrado que mañana te puede absolver

El extraño recuerdo playero del expresidente de Andalucía y el ahora magistrado del TC

No hay nada en la absolución del Tribunal Constitucional a los condenados del PSOE por los ERE de Andalucía que no resulte por completo inaceptable y escandaloso. De entrada el TC no es un tribunal de instancia superior al Supremo. O no debería serlo aunque lo hayan convertido en ello. No puede constitucionalizar todas las sentencias del Supremo para corregir todo lo que haya sentenciado el Supremo, pero mucho menos puede constitucionalizar sólo o especialmente las sentencias del Supremo condenando por corrupción a miembros del PSOE, para absolverlos. Los corruptos del PSOE fueron condenados por el caso de los ERE en diversas instancias judiciales hasta llegar al Supremo. No tiene sentido pensar que todos los socialistas condenados por corrupción fueron injustamente enjuiciados por todos los tribunales por los que pasaron menos por el tribunal cuya mayoría de miembros, casualmente, la ha nombrado el PSOE. Y que además no es en rigor una instancia superior de casación.

En este sentido, una de las consecuencias de que el Tribunal Constitucional no sea un tribunal superior de instancia del Tribunal Supremo, es que los miembros del TC no hace falta que sean jueces. No tienen por tanto que haberse sacado su oposición. No han tenido por consiguiente que pasar un filtro objetivo siquiera antes de haber sido designados posteriormente a dedo por un partido. En parte esto es aceptable, aunque discutiblemente aceptable, precisamente porque el TC no es poder judicial. El problema es que ahora el TC, de la mano de Pumpido y el resto de magistrados de la mayoría progresista, parece haber decidido alterar la naturaleza del tribunal. ¿Pero quién va a tener que decidir sobre la improcedencia de esa situación, el propìo TC?

La hemeroteca pone en evidencia a tal punto la excepcionalidad que vivimos en España que, hace unos años, ya resultó escandaloso que el entonces ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y Manuel Chavez, el ex-presidente andaluz condenado por los ERE, fueran fotografiados mientras pasaban juntos el rato en la playa. El encuentro del ministro de Justicia y un ya condenado por corrupción en la playa, ambos del mismo partido, fue un suceso llamativo y escandaloso ya en 2020, pero es que analizado retrospectivamente resulta no ya escandaloso sino espeluznante.

Resulta que Juan Carlos Campo pasó en 2023 de la playa y del Consejo de Ministros de Pedro Sánchez a ser designado por el PSOE como magistrado del Tribunal Constitucional. De este modo, de andar declarando por los platós de televisión que la amnistía era constitcional siendo ministro, ha pasado a ser un presumible baluarte de la constitucionalidad de la amnistía al entrar en el TC. Pero sobre todo y por lo que hoy nos ocupa, ha pasado de estar pasando el rato en la playa como ministro con un condenado por corrupción a poder indultar o beneficiar penalmente a esa misma persona como magistrado del Constitucional.

Ir hoy a pasar el rato a la playa con el magistrado que te absolverá mañana no es desde luego algo de lo que pueda presumir todo español que se ha enfrentado a la Justicia y ha acabado siendo condenado por ella. En España de la mano del sanchismo ya no hay igualdad ni justicia. Ni siquiera apariencia de igualdad y justicia o al menos decoro en las formas.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín