El frontón de Zulueta, o porqué hay que refundar el socialismo para salir de la crisis.

Zulueta, según la información que nos remite el lector de una noticia de prensa, cuenta con 155 habitantes. En realidad hemos echado cuentas y podría ser un número menor, pero vamos a dar por buena la cifra. La otra magnitud a considerar es el precio del frontón: más de un millón de euros. Dividir el precio del frontón por el número de habitantes de Zulueta arroja un saldo brutalmente revelador. El coste del frontón es de 6.451 euros por habitante. Evidentemente no tenemos el dato de a cuántos de ellos les gusta la pelota. Una familia de 4 miembros en la que el padre trabaje, la madre sea ama de casa o esté en paro, y los otros dos miembros sean niños, arroja sobre el cabeza de familia una carga de 25.806 euros para pagar el frontón.

Nuestro comunicante, que aclara que no tiene nada contra los frontones, reflexiona en el sentido de que “Ignoro de dónde ha salido el dinero, pero si los ciudadanos navarros tuviésemos la misma asignación para nuestras actividades preferidas, estaríamos a la cabeza mundial en muchas de ellas”. Efectivamente, puede que al niño en vez de la pelota le guste la natación. Con 25.806 euros, su padre podía haberle comprado su propia piscina. En caso de no mostrar aptitudes para la natación, alternativamente podría haberle pagado la carrera de derecho en una universidad privada.

En cuanto al origen del dinero, siempre es del bolsillo del contribuyente. O porque directamente ha salido de allí, o porque tendrá que salir para pagar otras cosas que no se pagan con el dinero destinado al frontón.

Por último, nuestro amable lector se plantea una pregunta desoladora. Después de realizar esa inversión estratosférica, ¿estamos al menos seguros de que podemos ir al frontón y encontrarlo abierto? La experiencia en frontones de nuestro comunicante deja la puerta abierta al suspense.

La pregunta final es si se pueden pagar las pensiones, o las prestaciones sociales de 3 millones de parados (que pueden ser 5 en el futuro) y al mismo tiempo frontones de 1 millón de euros en localidades de poco más de 100 habitantes. Nos preguntamos si éste es un modelo sostenible, o si habrá que refundar el socialismo para salir de la crisis.

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín