La casilla de la Iglesia y el PIN fiscal

Redacción 21 febrero 2020 Noticias
Imagen de La casilla de la Iglesia y el PIN fiscal

Malas noticias para el anticlericalismo. A las puertas de la nueva campaña del IRPF de este año, la Conferencia Episcopal ha hecho públicas las cuentas de la Iglesia en España el año pasado. El dato malo es que el porcentaje de españoles que marcan la casilla de la Iglesia ha bajado ligeramente, concretamente un 0,98%, esto significa que un 32,2% de los contribuyentes, casi un tercio (8,5 millones), decidió voluntariamente que una parte de sus impuestos fuera a financiar a la Iglesia Católica. Pese al pequeño descenso porcentual, en números absolutos creció la cantidad de españoles que marcaron la casilla. El aumento de declarantes en general, gracias a la recuperación económica, explica que aunque haya más personas que han marcado la casilla el porcentaje sin embargo haya descendido un poco. Lo que sí ha aumentado y además significativamente y continuando la tendencia de años anteriores es la cantidad recaudada por la Iglesia (284 millones). Otros dos datos interesantes son que el porcentaje de declarantes que marca la casilla entre los más jóvenes es del 32,6%, lo que desmiente la idea de que la Iglesia carezca totalmente de aprecio entre la juventud española. El segundo dato final llamativo, realizando un análisis de la contribución con perspectiva de género, es que la casilla de la Iglesia es femenina: un 34,9% de mujeres frente al 32,6% de declarantes masculinos que marcan la casilla.

X

x

El PIN fiscal ya existe y se llama casilla de la Iglesia

Los datos de la casilla de la Iglesia podrían hacer pensar que, para escándalo de la izquierda, en realidad esta casilla ya funciona como un PIN fiscal, para mayor escarnio un PIN diseñado por la izquierda. Por decirlo de otro modo, la casilla de la Iglesia es un PIN para que los no simpatizantes no tengan que dedicar dinero a la financiación de la Iglesia. La pregunta entonces es, si la casilla de la Iglesia ha demostrado funcionar bastante bien, ¿por qué no un PIN fiscal también para otros asuntos? O sea, ¿por qué no una casilla para que al cine español sólo vaya dinero de los impuestos de los contribuyentes que quieran? ¿Qué decir de una casilla para que sólo quienes la marquen financien a los sindicatos? Ni un euro del contribuyente que no marque una casilla para los partidos políticos, o para las televisiones autonómicas. Si el PIN fiscal resulta que ya existe, porque existe la casilla para la Iglesia, ¿por qué entonces sólo para la Iglesia? ¿Por qué no nos dejan decidir sobre muchas más cosas? ¿Cuántas cosas financia el estado que los políticos no se creen, si hubiera libertad, que la gente las pagaría?

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 7 de marzo de 2014