Otro varapalo a la clase de Religión en Navarra

Por medio de estas líneas quisiera dar a conocer a la opinión pública el desastre laboral que han sufrido los profesores de Religión Católica en el presente curso 2012-2013. El Gobierno de Navarra ha despedido a catorce profesores de esta asignatura y a otros sesenta y cuatro les ha reducido la jornada. Estos profesores no son interinos a los que se les contrata temporalmente para hacer sustituciones. Son empleados fijos de la enseñanza pública.

Para justificar esta debacle, se apela a veces a la ineludible política de recortes que afecta a todos los docentes. El aumento del horario lectivo de los profesores y de la ratio (número de alumnos) por aula habría impuesto la necesidad de recortar las jornadas laborales a los profesores de Religión. Pero lo cierto es que a los profesores de las demás materias, cuando no cuentan con las horas suficientes de su asignatura, se les completa el horario con otro tipo de funciones (tutorías, biblioteca, convivencia, etc.). ¿Por qué no se hace lo mismo con los profesores de Religión?

También se suele apelar al descenso del número de alumnos matriculados en Religión para reducir las horas de esta área. Sin embargo, hay que decir que desde hace muchos años se vienen dando ilegalidades que afectan de lleno en la matrícula de Religión Católica. Ha habido centros en los que ni siquiera se ofrecía la asignatura porque así lo disponía la Dirección, a pesar de que la oferta es obligatoria por ley; se han denegado horas de Religión por parte de la Inspección educativa a pesar de haber alumnos matriculados; se ha utilizado la asignatura alternativa a la Religión para salir al patio, dejar tiempo libre, reforzar otras materias troncales, hacer los deberes… Ni la Religión ni ninguna otra asignatura pueden competir con una alternativa de este tipo.

Más aún, algunos profesores de Religión tienen que lidiar con ciertos inspectores de Educación que hacen todo lo posible por torpedear el normal desarrollo de esta materia. En algunas ocasiones, estos inspectores intentan ocultar la existencia de alumnos matriculados en Religión o aducen que son pocos para no conceder horas a esta asignatura en un centro. Otras veces, a pesar de que la Dirección del centro ve necesario que el profesor de Religión desempeñe una determinada labor suplementaria, el inspector niega las horas correspondientes porque no quiere considerar al profesor de Religión en igualdad de condiciones que al resto del claustro. Incluso se ha llegado a dar el caso de inspectores que se dirigen de modo irónico o despectivo al profesor de Religión, con especial prepotencia si el titular de la asignatura pertenece al género femenino…

Durante años el Gobierno de Navarra ha hecho caso omiso de las quejas que se le han hecho llegar por todas estas irregularidades. En cambio, en otros temas no le tiembla el pulso para aplicar la ley hasta sus últimas consecuencias. Es el caso, por ejemplo, de los objetores de Educación para la Ciudadanía, algunos de los cuales tuvieron consecuencias muy graves por mantenerse fieles a su conciencia.

 

 

Compartir este artículo

CLAVES EN OPINIÓN

6 respuestas

  1. La ideología es la responsable del desastre educativo que padecemos.
    Lo de los inspectores parece de la KGB o la Gestapo. La dejación de la Administración, mejor no hablar…

  2. La Religión nos enseña una clase de valores distinta y en muchos casos contraria a la clase de “valores” que nos está imponiendo el Sistema.
    Que nuestros niños y jóvenes sepan de esos valores, los incorporen a su vida y los contrapongan a la educación que les están metiendo no solo en los mass-media, sino en los mismos colegios, es un grave peligro para los que quieren tener a los miembros de nuestra sociedad en la categoria de borregos útiles.
    No es de extrañar que hagan todo lo que pueden (y pueden mucho) para desprestigiar la enseñanza de la religión, relegándola a la categoria de “asignatura tonteria” y a los profesores que le imparten al nivel de pedagógos inútiles. A ver si al fin desaparecen del todo.
    En esas estamos hoy en día.

  3. En Navarra sigue habiendo objetores a Educación para la Ciudadanía y el Gobierno nunca ha movido un dedo por ellos. Recuerdo que el propio “Defensor” del Pueblo inició por su cuenta un procedimiento para establecer la ilegalidad de la objeción.
    Por no decir que el gobierno de Miguel Sanz fue el único gobierno autonómico “no socialista” que impuso Educación para la Ciudadanía el primer año de los dos que podían escogerse para implantarla.
    Quizá el gobierno de Navarra esté más preocupado por negociar la educación con los centros al margen de los padres y resto de ciudadanos.

  4. Pakiyo: ¿de verdad que el problema es el modelo D? ¿A qué se refiere? Yo creo que el problema no es el euskera, uno de los patrimonios más antiguos de los navarros. La cuestión es que se dé a los jóvenes una buena educación. La mala educación es mala en todas las lenguas, también en castellano, inglés, alemán o chino mandarín.
    Los graves problemas a los que se refiere este artículo afectan a todos los modelos lingüísticos. Si se vulneran derechos fundamentales como el de la libertad religiosa o la libertad de educación es malo para todos porque todos somos humanos. Si se da una educación carente de referentes éticos, marginando la dimensión espiritual del ser humano, lo vamos a pagar todos. La culpa no la tiene ni el euskera ni el castellano…

  5. Ciudadano perplejo: a parte de lo que dice, hay que recordar que la Educación para la ciudadanía se introdujo en secundaria quitando una hora en tercero y otra en cuarto a la clase de Religión. Ahora que el PP va a quitar EpC en algunos cursos (no en todos…) deberían restituir a la clase de Religión las horas que le quitaron en su momento.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

Suscríbete a nuestro boletín