El sistema, sin dinero

No se quién dijo que esto de la democracia de partidos es como la institucionalización de una guerra civil permanente. Pero aunque vayas vacunado por ideas tan políticamente incorrectas… ¡menudo espectáculo el que están dando estos del llamado centro-derecha!. Casi tan aburrido y previsible como los del centro-izquierda. Si no saben organizarse ni para elegir sus propios cargos, ni siquiera los cargos juveniles… Alguien podría estar empezando a pensar que este sistema partitocrático solamente sirve para las épocas de vacas gordas, y que amenaza con griparse cuando faltan algunos milloncejos lubricantes. Ya no es que anden a la greña unos con los otros. Es que la greña es diaria entre unos y unos. Y entre otros y otros. ¿Será que es imposible mantener este régimen electoralista sin ubres subvencionadoras? Pues sí, es imposible, porque ¿cómo podrá ganar nadie las futuras elecciones sin hacer promesas? Necesitarán recursos para seguir repartiendo relojes entre los jubilados. Como Bono, como la CAN. No se han enterado aún que la economía es la administración de la escasez. Por eso van a seguir funcionando, hasta que se lo permitamos, como un agujero negro que absorbe todo lo que queda a su alcance, y cuando el Estado ya no pueda recaudar más impuestos se devorará a sí mismo, empezando por sus propios tentáculos más delgados, los municipales. De hecho ya han comenzado.

J.Erro

Compartir este artículo

CLAVES EN OPINIÓN

Un comentario

  1. Concuerdo con ello.

    Y sabe porque es así, querido Jerónimo? Porque al final, resulta que no hay gente, porque, mediante cien mil excusas variadas, la gente “normal” no participa en los partidos. Y al final, (en cuanto la cosa se pone un poco interesante), los partidos los copan los de siempre. Las ratas siempre saben cuándo hay que cambiar de barco.

    Los Getas, los “aldianos” (no me refiero a ser de pueblo, sino a una mentalidad) que van a lo suyo; que no piensan mas que en términos de beneficio, y “los nuestros”; van los que quieren medrar y saben que quieren hacerlo, y son ambiciosos y viscerales.

    Lo entiendo. Porque la responsabilidad de controlar al poder es un marrón que a ninguna persona normal le gusta arrostrar.

    Pero ocurre -y parece que de eso no nos hemos enterado, seguimos sin querer enterarnos como sociedad- que si los ciudadanos “de a pié” eludimos nuestra responsabilidad, vendrán otros, y nos darán por el c… con toda parsimonia. Y no podremos hacernos los indignados ni los ofendidos ni los sorprendidos, porque tendremos justamente aquello que hemos buscado. Que mediocres, “getas” y caciquillos decidan por nosotros, mirando por SUS intereses.

    Asi que, señores míos, menos quejas. Tomen la vida en sus manos. “Pierdan tiempo” en politica, como lo pierden en cuidar a los hijos y a los ancianos. en asociarse para hacer el bien; en ocupar el hueco que buscan los pillos, en echar a los “getas”, en derribar inútiles estatuas de sal, en mover a los mediocres de los sillones, abrir cortinas y ventanas e iluminar nuestras estancias, limpiar el muladar. Y saber que la tarea no concluye nunca.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

Suscríbete a nuestro boletín