Zapatero divide frente al terrorismo.

No se puede pedir unidad en la lucha frente al terrorismo y luego reunirse a escondidas con los terroristas en Estíbaliz. No se puede pedir unidad en torno a la misma política a quienes quieren derrotar a ETA y a quienes quieren darle lo que pide para que deje de matar. Zapatero lleva toda la legislatura apostando por el diálogo con ETA y criminalizando a quien se opone a ese diálogo. Cuando el curso de la negociación no les gusta a los terroristas, ponen una bomba y Zapatero se esconde, pide la “unidad de los demócratas” y continúa negociando en secreto. Cuando el curso de la negociación les gusta a los terroristas y no ponen bombas, entonces Zapatero saca pecho, criminaliza a quienes se oponen a tener que pagar un precio político a cambio de seguir vivos, y pone un “cordón sanitario” en torno a aquellos de quienes reclama unidad cuando las cosas van mal. Se produce un atentado y tenemos que preguntarnos por su significado porque no sabemos cuál es la clave para interpretarlo. Es injusto que, por culpa de Zapatero, tengamos siquiera que dudar sobre la voluntad asesina de ETA porque no hay muertos en un atentado, es un pensamiento que nos rebaja. Tenemos un presidente que nos hace alumbrar las ideas más retorcidas, porque él mismo ha demostrado ser perverso y retorcido. Zapatero nos vuelve paranoicos. No podemos tener un presidente que un día dice que va a ser “implacable” contra el terrorismo, pero que al día siguiente corre a reunirse en secreto con Txeroki. Así tampoco se puede convencer a los terroristas de la inutilidad de su violencia. Estamos sufriendo las consecuencias de que aquí nadie haya asumido ninguna responsabilidad política por el fracaso total, parcial, temporal o definitivo del mal llamado “proceso de paz”. España merece un presidente con el que estemos seguros de que, si hay atentados, es porque se está luchando sin cuartel contra el terrorismo, y de que si no hay atentados es porque los terroristas no son capaces de cometerlos. Es lo mínimo que se puede exigir a un presidente. Y como éste no nos lo puede dar, que se vaya.

Compartir este artículo

CLAVES EN OPINIÓN

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

Suscríbete a nuestro boletín