A PERRO VIEJO CUZ CUZ

A PERRO VIEJO CUZ CUZ Si no fuera porque el asunto es tan doloroso, uno se desternillaría de risa contemplando en el escenario de la política presente a auténticas marionetas, que, con voces de ventrilocuo o de grabaciones de frases consabidas, se dirigen a los espectadores para hacerles creer que no es el lobo sino caperucita la que les habla y no la bruja sino el hada bondadosa de nuestros sueños, en aventuras tan simples que hasta los niños avisan a Pulgarcito de la traición que les amenaza. Presente aún en el recuerdo la interesantísima exposición de Las edades del Reyno, que nos ha retrotraído en ocho siglos a la pujanza y consistencia sobre la que se fundamenta cualquier etapa de la recia y ancestral historia de Navarra, siente uno escalofríos al escuchar, colocada la máscara con la expresión hierática del jugador de póquer “Navarra no entra como moneda de cambio en las negociaciones para la pacificación de Euzcadi”. Y al Sr. Patxi López le tiene que desmentir cualquier portavoz de Herri Batasuna. Y como si de la abuelita de Caperucita se tratase con voz disimulada y tierna dice a continución: “Es posible crear un Órgano Común entre Navarra y Euzkadi” Y esto ¿qué es sino un instrumento de entre los que tienen diseñados, para, poco a poco y dulcemente, hacer viable lo previsto en la transitoria 4ª de la Constitución del 78, la muerte dulce sin retorno de nuestra más que milenaria Comunidad Foral?. Curiosamente es de temer, al paso que llevan, que de la Constitución sólo perdure la polémica transitoria 4ª. Evidentemente que no nos van a llevar a los navarros hacia Euzkadi amontonados en vagones como si de deportaciones de judíos se tratase. Y espero que no echen mano de las habilidades que contemplamos admirados para mover y encerrar a las ovejas en los concursos de perros pastores. Preocupación causa que sin esfuerzo se vean los hilos de los que penden las marionetas y a los titiriteros sonrientes y felices por el maravilloso espectáculo que nos quieren obligar a contemplar. Obras, Señor Rodríguez Zapatero y no palabras. Que Navarra, como los perros viejos, no se deja engañar por “el toma, toma” mientras se rozan unos dedos vacíos, ni por el cuz, cuz que pronunciaban los de antaño. Diego de Miranda

Compartir este artículo

CLAVES EN OPINIÓN

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

Suscríbete a nuestro boletín