Cuando se descubrió que el navarro Patxi San Juan, dirigente de la UGT, sobrellevaba la crisis cenando en el carísimo restaurante El Bulli, el secretario general de la UGT en Cataluña, José María Alvarez, confesó en Pamplona que “yo también he pecado”. Las últimas noticias confirman que la UGT sigue pecando.

Leer más

   Dar de baja