¿DECAE LA PARTICIPACIÓN?

¿DECAE LA PARTICIPACION? No, no me refiero a que casi 2 de cada 3 andaluces hayan dado un corte de mangas a sus políticos en el referendum estatutario. Pienso en lo que no quiero que pase en Navarra. En su rifi-rafe de la semana pasada, Sanz y Puras se olvidaron de aludir a una de esas cosas que a menudo nos ha distinguido a los navarros del resto de nuestros compatriotas: la participación. Será que lo llevamos en la sangre. El mismo origen y desarrollo histórico de nuestro Reino y sus instituciones forales no se entiende sin una sociedad de familias participativas, formada por gentes conscientes de su dignidad personal, capaces de enfrentarse a cualquier mandamás diciéndole a la cara: “somos tanto como vos, y juntos más que vos”. Esa gente libre y arraigada, fue capaz de construir una sociedad sencilla, pero profundamente participativa en sus ayuntamientos, en las cortes… y hasta en la hora dramática de alguna que otra sublevación contra el Gobierno. Y todo ello a pesar del feudalismo, a pesar del caciquismo, a pesar de la burocracia. Y así, el entramado asociativo se ha mantenido hasta hoy especialmente vivo en Navarra. Cientos de asociaciones, hermandades, foros, entidades cooperativas, iniciativas solidarias, mancomunidades, etc. han contado y cuentan con la participación desinteresada y consciente de muchos navarros. ¿Hasta cuando? El bienestar material alcanzado, la desmovilización por el terror provocada por los nacionalistas de ETA, y algunas otras cosas cuyo análisis sería largo nos están llevando a una situación en la que esa secular partipación social va siendo sustituida por la apatía, el pasotismo, el desinterés por lo público, la profesionalización de todo. Las fechas electorales se acercan. Entonces será el momento de ejercer esa participación ritual y mínima llamada voto. Pero ahora… ¿Por qué no arrimar el hombro para procurar que haya buenas candidaturas en todos los municipios y concejos de Navarra? J.E.

Compartir este artículo

CLAVES EN OPINIÓN

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

Suscríbete a nuestro boletín