“El fuego del progreso”

x

Muchas personas creían que el bosque era un lugar siniestro y peligroso, por lo que jamás se aventuraban en él. Caperucita Roja, por el contrario, poseía la suficiente confianza en su incipiente sexualidad como para evitar verse intimidada por una imaginería tan obviamente freudiana.

x

De camino a casa de su abuela, Caperucita Roja se vio abordada por un lobo que le preguntó qué llevaba en la
cesta.

x

—Un saludable tentempié para mi abuela quien, sin duda alguna, es perfectamente capaz de cuidar de sí misma como persona adulta y madura que es —respondió.

x

—No sé si sabes, querida —dijo el lobo—, que es peligroso para una niña pequeña recorrer sola estos bosques.

x

Respondió Caperucita:

—Encuentro esa observación sexista y en extremo insultante, pero haré caso omiso de ella debido a tu tradicional condición de proscrito social y a la perspectiva existencial —en tu caso propia y globalmente válida— que la angustia que tal condición te produce te ha llevado a desarrollar. Y ahora, si me perdonas, debo continuar mi camino.

x

Lo que acaban ustedes de leer es un fragmento de “Cuentos infantiles políticamente correctos”, una obra de 1995 de James Finn Garner en la que se parodia inmisericordemente el pensamiento políticamente correcto. No crean ustedes que Finn Garner andaba muy desencaminado, asumiendo que todos los cuentos tradicionales tendrían que ser estrictamente revisados o totalmente prohibidos a los niños, para imponer hasta la ridiculez el actual discurso social, política ymediáticamente dominante. De hecho, alguien podría cuestionarse si se debería prohibir a los estudiantes leer “El Quijote”, “Los Miserables” o “Moby Dick”.

x

La literatura clásica es fascista

Hasta hace muy poco tiempo, solía pensarse que la cultura de cualquier persona necesariamente se vería enriquecida con la lectura de los clasicos, y que los clásicos eran un depósito del saber acumulado durante siglos. En realidad, los humanos llevamos siglos y siglos dando vueltas a las mismas ideas y los clásicos, simplemente, son algunas de las cumbres en las que han cristalizado esas reflexiones sobre los problemas inherentes al ser humano con los que todos cargamos. Por el contrario, desde el pensamiento políticamente correcto podría pensarse que empaparse en todas esas lecturas sólo sirve para perpetuar los estereotipos y esquemas mentales de tiempos retrógrados y superados. Lo cierto es que o el pensamiento políticamente correcto acaba con los clásicos, o los clásicos podrían acabar con el pensamiento políticamente correcto. Lo curioso es que los extremos a los que puede llevar la dictadura del pensamiento dominante progre empiezan a llamar la atención y ser señalados hasta en algunos lugares bastante insospechables. La TV3 catalana, por ejemplo, y si no les invitamos a que vean este curioso vídeo.

x

https://www.youtube.com/watch?v=5A3RvQ9kqY0

x

Compartir este artículo

4 comentarios

  1. Pero si ya lo dijo Churchill, que veía venir toda esta “progrez”, neopalabra compuesta de progre y hez.
    “En el futuro los fascistas se donominarán a sí mismos como antifascistas”.
    Y el futuro nos golpea con su dura y descalabrante realidad. La educación progre ha producido una camada de fascistas de salón y alguno subido al monte.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín