Alrededor de 4.000 personas participaron el domingo en la ceremonia oficiada por el arzobispo durante la que se consagró al Sagrado Corazón de Jesús la diócesis de Pamplona y Tudela. Esta consagración ha generado alguna inquietud en personas que dicen que son navarras pero que ellas no quieren ser consagradas. El problema es que las personas que no creen en la consagración no disponen de una fórmula para ser desconsagradas. Claro que si lo piensan un poco verán que el problema suscitado no es muy lógico.

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

PUBLICIDAD

Suscríbete a nuestro boletín