RIP Podemos

Al referirnos hoy a Podemos no está claro si redactamos una noticia o una esquela. Tal como era de prever, no cabía un acuerdo amistoso entre Sumar y Podemos. Teniendo en cuenta que Podemos era un barco que se hundía y que sus figuras destacadas estaban electoralmente achicharradas, las únicas opciones lógicas eran o que no hubiera acuerdo o que el acuerdo pasara por la decapitación masiva de todas las figuras identificables de Podemos. Al final ha sido esto segundo lo que se ha decidido.

X

La jugada para Yolanda Díaz es buena, porque hasta cierto punto y siendo optimistas se asegura en buena parte el voto que le podía quedar a Podemos, y porque obtiene ese activo vetando al mismo tiempo a todas las cabezas visibles de Podemos. Esto no sólo elimina figuras que electoralmente restan, sino figuras que podían estorbar el ejercicio del mando a Yolanda Díaz.

X

La jugada también es buena para el PSOE, que por un lado y de cara a reeditar el gobierno sánchezstein evita la fragmentación de la izquierda, maximiza de este modo los votos y además sustituye a unos líderes escasamente homologables en sus formas y sus discursos por otros en principio algo más políticamente aseados y pragmáticos, si además hubiera que volver a meterlos en el Consejo de Ministros.

X

Quedando fuera de las listas Irene Montero, sencillamente no estará en el futuro Congreso que salga de las urnas ni tampoco en el futuro gobierno. Lo mismo se puede decir de Echenique. Sin Montero y Echenique, Pablo Iglesias se convierte en un mero tertuliano sin tentáculos en el Consejo de Ministros. Y Belarra, caso de obtener un escaño, se convertirá con toda probabilidad en diputada rasa condenada al ostracismo sentada tras una columna. A este paso, eso sí, habrá que ir pensando en ensanchar las columnas del Congreso.

X

No todo es bueno sin embargo para la izquierda, ni para el mundo.

X

Regresando a lo esencial del asunto, Sumar es una iniciativa que surge ante el hundimiento de Podemos. De lo que se trata por tanto y lo que cabe esperar no es tanto una campanada como intentar retener el máximo número posible de votantes desencantados de Podemos. Difícilmente por tanto Sumar puede convertirse en algo mayor de lo que fue en su día Podemos. Si por otro lado eso fuera posible, entonces se convertiría en una amenaza para el PSOE.

X

Un problema importante para Sumar es que, si por un lado no sigue pareciendo Podemos, puede perder votos de ese núcleo irreductible de votantes más extremistas que, de hecho, pueden no votar a Yolanda Díaz por sentir que ha traicionado y maltratado a Podemos. Por otro lado, si Sumar se sigue pareciendo a Podemos no sirve como alternativa a la masa de votantes desencantados con Podemos.

x

La primera encuesta disponible, a cargo de GAD3, muestra que Sumar no soluciona el agotamiento del sanchismo. Los números siguen sin salir para una reedición de la presidencia de Sánchez. Todo apunta a una mayoría absoluta derivada de la suma de diputados de VOX y el PP. Naturalmente la vida es sueño y las encuestas encuestas son, pero lo que no se aprecia es un vuelco con la aparición de Sumar. Las encuestas anteriores y las posteriores a Sumar parecen ofrecer para la izquierda un resultado similar.

Salta a la vista por tanto que lo que le ha salido bien a la izquierda y en lo que ha avanzado no sólo la izquierda en particular, sino el mundo en general, es en la desaparición de una serie de personajes tóxicos de la primera línea de la política española. Personajes como Montero, Echenique o Belarra son más propios de países como Argentina o Venezuela que de países como España, no sólo en el fondo sino en las formas. La mala noticia sin embargo, hablando del fondo, es que en definitiva Yolanda Díaz es la misma mercancía averiada que Montero, Belarra o Iglesias. En la construcción electoral de Sumar sólo se ha hablado de nombres, porque no hay diferencias ideológicas. La hemeroteca revela que el pensamiento de Yolanda Díaz es absolutamente intercambiable con el de Pablo Iglesias, incluyendo su filiación comunista y su devoción por Chávez o por la dictadura castrista. Yolanda Díaz puede ser simplemente alguien más camaleónico o más suave en las formas y las apariencias que Pablo Iglesias.

En este sentido y en términos objetivos Yolanda Díaz puede ser de hecho más peligrosa que la tosca tropa gritona y furibunda de los Iglesias-Montero. Como ya hemos señalado en otras ocasiones, un bote de veneno en cuya etiqueta pone “veneno” es menos peligroso que un bote de veneno en cuya etiqueta pone “refresco” y “bebamos”.

X

 

Compartir este artículo
  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín