Pero Pedro, si ayer tú también eras fascista

Fascista es seguramente la palabra más manoseada de las últimas décadas. Originalmente, sin embargo, el fascismo nos remite a la Ítalia de Mussolini, aquella en la que el Duce repetía aquello de “todo dentro del estado, nada contra el estado, nada fuera del estado”. Sin embargo, ahora resulta que nos dicen que Milei es fascista, aunque Milei prácticamente equipara estado con diabólico. Al final entonces, ¿qué es ser fascista? Pues en último término llevarle la contraria a la izquierda.

La prueba de que “fascista” se ha convertido en una palabra comodín que puede significar cualquier cosa es que aquí, en los últimos tiempos, se le ha llamado fascista a todo el mundo. Rivera era un fascista. Casado era un fascista. Feijóo es un fascista. Por supuesto Abascal es un fascista. Pero es que hasta hace cuatro días Pedro Sánchez también era un miembro de la manada fascista.

En el año 2019, ahora parece que hace mil años, en Echarri Aranaz resulta que Pedro Sánchez era uno más de los protagonistas de la gran atracción de las fiestas de la localidad: el tiro al facha, junto a Abascal, Felipe VI, Casado, Ana Beltrán, Cayetana Alvarez de Toledo, Albert Rivera o Javier Esparza. Conviene recordar todo esto viendo el entusiasmo con el que los seguidores de Pedro Sánchez, de la mano de los que hasta ayer llamaban fascista a Pedro Sánchez, llaman ahora fascistas a todos los que osan estar en la oposición a Sánchez.

Llamar fascista a alguien es algo más que una mentira interesada, es además una mentira peligrosa. Y hay al menos tres motivos para ello.

Primero que llamar a alguien fascista es como llamarle mierda. ¿Y para qué, aparte la falta de respeto, llamar a alguien “mierda”? Pues para que la alternativa en las urnas sea Sánchez o la mierda. Se trata de que la gente, incluso la gente un poco descontenta, a la hora de ir a votar piense que mejor Sánchez que la mierda. Para votar a Sánchez, tienes que convertir a la alternativa en mierda. Por otra parte esto dice bastante de la altura a la que tú mismo te colocas. La gente elegiría cualquier cosa antes que tú salvo acaso el fascismo, o la mierda. O conseguimos que la gente piense que las alternativas son fascismo o nosotros o nos echan.

La segunda razón por al que esto es una mentira y además peligrosa es que llamar fascistas a Milei o Abascal debería ser un delito de blanqueamiento del fascismo. Para pensar que Abascal es un nazi o un fascista, hay que no tener ni idea de lo que eran el nazismo o el fascismo, pero precisamente por ello decir que Abascal era un nazi puede conducir a un absoluto blanqueamiento del nazismo. La gente puede llegar a pensar que si Hitler o Mussolini eran como Abascal o Milei entonces es que Hitler o Musslini en el fondo no eran tan malos. La izquierda supuestamente antifascista no hace con sus tonterías y sus absurdas comparaciones más que, en el fondo, blanquear el fascismo. Si algún día aparece un fascista de verdad habrá que llamarle de otro modo porque llamarlo fascista ya no significará nada han vaciado la palabra de contenido.

La tercera razón es que marcar a alguien como fascista es el paso previo a justificar la violencia contra él. El tiro al fascista como gracieta es el paso previo al tiro en la nuca. De hecho, venimos del tiro en la nuca al marcado como fascista. Los socialistas han pasado de ser marcados como fascistas, para justificar que se les pegara un tiro en la nuca, a estar marcando a otros como fascistas con los que les marcaban como fascistas.

Todo lo anterior subraya la doble abyección de la actual posición del PSOE. Por pasar de ser marcados como fascistas, por tanto sabiendo lo que significa sufrir esa técnica, a ser ellos los utilizadores de esa técnica, y por pasar a ejercer estas prácticas fascistas, además, de la mano de los mismos que las utilizaban contra ellos. Todo esto por otro lado no ha pasado en 50 años, sino apenas en 5. Y la única razón por la que ha pasado, además, es que Pedro Sánchez necesita ahora para ser presidente los votos de los mismos que hace cuatro días lo incluían en el tiro al facha y que sin duda lo volverían a incluir de inmediato, en el momento en que dejara de servirles y serles útil.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín