O en las elecciones europeas votamos contra la Agenda 2030, o digamos adiós a la carne y al sector ganadero

En estas cosas de la Agenda 2030 y algunos de sus postulados hay mucha gente que se piensa que esto es una especie de broma. Por un lado, mucha gente no tiene ni idea de lo que es la Agenda 2030. Otra mucha gente, la idea que tiene es la que les llega desde los medios dominantes. O sea, no sabe lo que es pero la percibe como algo postivo, una especie de colección de iniciativas y buenos deseos para acabar con los grandes problemas del mundo. Finalmente hay otra gente que ha escuchado cosas contra la Agenda 2030, como que no podremos comer carne, ni podremos conducir, o que seremos felices sin tener nada, pero que se piensa que estas advertencias son extravagancias sin sentido y que los que se oponen a la Agenda 2030 son una cuadrilla de chiflados. ¿Cómo que no podremos comer carne, ni nos dejaran conducir, o que seremos felices sin tener nada? Es tan ridículo que mucha gente no se opone a ello porque no se puede creer que realmente se esté proponiendo.

Por el contrario, todas estas cosas son cuestiones de las que los millonarios que impulsan el Foro Económico Mundial, el Foro de Davos y la Agenda 2030 hablan con absoluta claridad. De algún modo ejercen tal control, tan seguros están de su victoria, que no se molestan en disimular. Lo dicen todo abiertamente para quien quiera escuchar, ¿pero quién quiere escuchar? Cuanto más increíble es lo que dicen, menos se alarma la gente porque menos se cree que puedan estar hablando en serio. Cuanto más nos esforzamos algunos en dar la alarma, más se piensa mucha gente que somos unos locos, que estamos de broma o que nos inventamos las cosas.

Lo cierto, como puede comprobarse en casi todos los artículos que publicamos respecto a estas cuestiones, es que nuestras fuentes son las propias publicaciones del Foro Económico Mundial o las propias declaraciones de los impulsores de este Foro, que es también el Foro de Davos y la plataforma de lanzamiento de la Agenda 2030. Es por ello que el momento de empezar a preocuparse es ahora, cuando quizá todavía se pueda hacer algo para oponernos. Para empezar tenemos por delante unas elecciones europeas a las que no hacemos demasiado caso o a las que sólo contemplamos en clave política interna. Por el contrario, las elecciones europeas son seguramente más importantes que las nacionales. Ya casi toda la política española se decide fuera de España, lo cual precisamente es parte del problema. Y casi todo nuestro futuro, como por ejemplo con la Agenda 2030, se va a escribir fuera de España, fuera del Congreso y del Senado, al margen de las elecciones generales en España, y en buena medida sin que particpemos en su escritura y sin que siquiera nos enteremos.

Un día nos preguntaremos cómo hemos llegado a esto y será ya quizá tarde para hacer algo al respecto. Por eso conviene concienciarnos de cara a las elecciones europeas que en realidad sólo se pueden votar dos alternativas: a favor o en contra de la Agenda 2030. Si tienen alguna duda, si no se creen lo que decimos nosotros, si quieren seguir comiendo carne, si quieren ser en el futuro propietarios de algo, no nos escuchen siquiera a nosotros, pero no decidan su voto sin dedicar 1 minuto y 17 segundos a escuchar el futuro sintético y desposeído que Bill Gates, el magnate latifundista de las hamburguesas de carne fake, tiene pensado para nosotros. El debate real de las europeas no es PP-PSOE, ni Milei sí o Milei no, sino que se parece más a Gates sí o Gates no.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín