Argelino ilegal rompe la mandíbula de un golpe con un vaso a una camarera en Burlada

El gran timo de la izquierda a la mujer. Este podría ser el resumen o el titular de las noticias que nos ocupan, porque la inseguridad en las calles de Pamplona está llegando a tal nivel que la información sobre actos delictivos hay que agruparla para poderla abordar. Hoy no toca un mena obligando a una chica de 15 años a hacerle una felación, ni un acuchillamiento, ni un incendio con víctimas mortales en un piso okupado, pero nos encontramos con que la juez ha impuesto prisión provisional a un hombre, de origen argelino, que el pasado día 11 hirió de gravedad a una camarera en un bar de Burlada, cuando esta le advirtió de que no podía salir del local con un vaso de cristal. La reacción del acusado fue estamparle el vaso en la cara rompiéndole la mandíbula. Lo publicado no precisa si el acusado tenía ya antecedentes pero sí que se encontraba en España en situación irregular.

Naturalmente no está pasando en Pamplona nada que no esté pasando por toda España e incluso por toda Europa. Pero esto no disminuye la gravedad del problema sino que la aumenta. Cuando Javier Remírez, exconsejero de Interior, señala que Navarra es una comunidad segura, parece impermeable a la evolución de la realidad, pero cuando dice que es de los territorios más seguros de Europa puede que sin embargo no le falte razón. Esto sin embargo sólo significa que la seguridad se está deteriorando en toda Europa Occidental a tal velocidad, y todos sabemos la causa, que en términos relativos no tenemos unas cifras devastadoras de delincuencia, cuando las cifras resultan devastadoras es al compararlas con nuestras propias cifras de delincuencia hace unos años. El problema no es tampoco o no sólo dónde estamos, sino hacia dónde vamos y a qué velocidad. ¿Hasta cuándo se supone que hay que esperar para reaccionar? Es más, existe un punto de no retorno en el que aún no te has dado con el muro pero ya no puedes detener completamente el vehículo. Seguramente estamos en ese punto. El problema es que ni siquiera estamos en ese punto frenando, sino acelerando contra el muro y que un ciego que no quiere ver el muro es el conductor.

Los vecinos del municipio vizcaíno de Sopuerta se manifiestan estos días contra la apertura de un centro de menas en la localidad, después de que un grupo de jóvenes fueran asaltados por los menas de dicho centro cuya apertura ya había resultado polémica. Alguno de los asaltados reconoce que había estado a favor del centro y que ahora reconoce su error. Sopuerta es un pueblo en el que, en las pasadas Municipales, Bildu obtuvo el 45,4% de los votos. La localidad navega ahora la contradicción de tener que seguir manteniendo el discurso de que la inmigración descontrolada, independientemente de su origen, cantidad o actitud, es una bendición, y que mejor cederle la bendición al pueblo de al lado o cuanto más lejos la bendición mejor.

Las cifras de delincuencia son un clamor tanto por su ascenso como por la evidencia de que este ascenso se encuentra directamente relacionado con la inmigración. Al principio la evidencia será una cuestión que se presente sólo en los medios de comunicación, o al menos en algunos medios de comunicación, pero después será una realidad -ya lo empieza a ser- que se evidencie en la vida cotidiana de nuestros barrios, en muchos casos en calidad de víctima, al margen de que los medios señalen o silencien el problema y al margen de que se siga la actualidad en los medios o no.

Compartir este artículo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Navarra Confidencial no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores. Cada usuario es único responsable de sus comentarios
  • Los comentarios serán bienvenidos mientras no atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos o calumniadores ,infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros , empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan contenidos de mal gusto.
  • Se procurará evitar en lo posible los comentarios no acordes a la temática publicada
  • Navarra Confidencial se reserva el derecho de eliminarlos

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Navarra Confidencial
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@navarraconfidencial.com.

NOTICIAS MÁS leídas

OPINIÓN

MULTIMEDIA

ANUNCIOS

HAZTE DEL CLUB AMIGOS DE NAVARRA CONFIDENCIAL

Con tu contribución, apostarás por un proyecto de análisis e información que defiende las causas justas, en pro del BIEN, la BELLEZA, la VERDAD y la LIBERTAD

Suscríbete a nuestro boletín