Personas fáciles

Javier Horno 23 abril 2018
Imagen de Personas fáciles

Si usted consulta cómo define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua -edición de papel- el adjetivo fácil se encontrará con que hay una acepción referida a la expresión mujer fácil. Esa acepción, por cierto, también está registrada en el gran diccionario del siglo XX que es el María Moliner. Como ahora es sencillo hacer campañas de firmas, algunos grupos de presión, entre ellos alumnos de un instituto, han clamado contra el tufo machista que -se supone- despide la especificación “Dicho de una mujer”. Ahora la Academia, en su versión del Diccionario en internet, dicta cuatelosa y medrosamente: “Dicho de una persona: Que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales”.

x

No sé exactamente cuál es el problema: que se excluya a los hombres de dicha acepción, que se señale a las mujeres bajo sombra de sospecha o que se califique de fácil a quien ejerza su derecho de irse, lo rápido que quiera, a la cama con un desconocido. Pero lo cierto es que lo de fácil no se utiliza (y escribámoslo con mayúsculas: NO se utiliza) para referirse a hombres que se prestan sin problemas a mantener relaciones sexuales. En el lenguaje, nos decía el profesor Fernando González Ollé, académico y especialista en Lingüística Histórica, no tiene razón quien la tiene, sino quien la impone.

x

Por otro lado, nos podríamos parar a pensar si realmente la expresión mujer fácil es denigrante (que supongo es la razón de este cambio). Parece que la Academia o las voces escandalizadas no han pensado que si existe la mujer fácil es, precisamente porque las mujeres, tradicionalmente, no son fáciles. Nos podrá parecer censurable señalar con el dedo a las mujeres de vida alegre, o podremos sustituir alegre por el adjetivo liberal, o podremos emplear el concepto poliamor, como dice la diputada porno de Podemos. Pero esto de que las mujeres no quieren parecer fáciles es un hecho constatable desde antes del homo sapiens sapiens. Antes de ponernos cursis haciendo un elogio feminista, tan al uso hoy en día, y a riesgo de resultar un tanto pedestres, no hace falta ser muy listos para saber por qué en cualquier especie animal suele darse una cierta resistencia a la cópula. Por otro lado, incluir la posibilidad de que el hombre, excepcionalmente, sea calificado de fácil es como poco una ñoñería palmaria y, pensándolo con la mano en el corazón, la mentira más flagrante: los hombres solemos prestarnos sin problemas a mantener relaciones sexuales, salvo impedimentos graves de conciencia; y malas lenguas dicen que con graves problemas de conciencia también.

x

La desaparición de mujer fácil ha abierto la puerta a que el diccionario se convierta en un arma ideológica. Siempre va a haber un profe guay, de esos que trabajan por proyectos, que entre mural y mural escriba misivas que luego firman sus alumnos, denunciando el hipotético machismo del lenguaje. Según esta corrección política, la expresión ama de casa, como acepción de ama distinta de amo, también induce al machismo y habría de ser borrada. Suma y sigue: entramos en una carrera loca, un auténtico despropósito de esa expresión ya tan manoseada de lo políticamente correcto.

x

Así que en los últimos tiempos escuchamos idioteces del palo de las miembras, portavozas, que siguen a los ya habituales alumnados o profesorados. El tiempo dirá si esas propuestas léxicas triunfan. En todo caso, la Academia, hasta lo que yo sé, es cautelosa, como toda asociación que venera la tradición, y espera a que pase un tiempo razonable en el uso de un nuevo vocablo, porque las modas son muchas veces efímeras. En todo caso, la Academia también vela por el buen uso de la lengua, y de ahí su deber de censurar lo que es una incorrección o empobrecimiento. Pero es que en este caso, no se trata de ninguna corrección ante un mal uso ni de la cautela ante una novedad idiomática, sino de encubrir un uso lingüístico en función del punta de vista ideológico. Y ahí, la Academia no tiene ningún motivo para hacer el juego a nadie.

x

Los académicos han doblado la cerviz. Como profesor de Lengua y Literatura, la preocupación del abajo firmante no es poca: los progres guión comunistas están intentando crear un estado de alarma y de remordimiento lingüístico para adueñarse del pensamiento. Crean víctimas donde no las hay con un revisionismo agresivo sobre la tradición lingüística, reflejo de una sociedad que forzosa y tradicionalmente ha de ser machista. La literatura que se puede enristrar con este método de inventar fantasmas puede ser interminable: no ha hecho más que empezar.

x

Lo curioso es que, en general, la gente de la calle exige que la Academia sea rigurosa y tradicional, y lo exige espontáneamente. De ahí, por ejemplo, que el pueblo se resista a escribir sicología, a quitar algunas tildes de los promombres demostrativos y que sospeche de las almóndigas. Yo he visto a mis propios alumnos, adolescentes ellos, llevarse las manos a la cabeza por que la Academia admite las cocletas. No es nuevo que la Academia reciba críticas por mostrarse blanda, como profesor de escuela al que se le comen los alumnos. Yo espero que haya una reacción antes de que hagan una nueva edición de papel de su Diccionario y, así de claro, enmienden esta palmaria gilipollez de poner un trapo encima de las mujeres fáciles, que es algo parecido a lo que hizo aquel papa que cubrió de paños de pureza a los musculados de la Capilla Sixtina. Porque de seguir este rumbo veremos discutir en el Parlamento un código de usos lingúísticos por la igualdad de género, y el timón de la Academia dependiendo del primer tonto al mando del gobierno.

x

x

Javier Horno Gracia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

De profundis, de Oscar Wilde

Termino de leer conmovido las que fueron las últimas obras de Oscar Wilde, escritas tras una experiencia fundamental en su vida, que fue la pena de dos años de cárcel en la prisión de Reading. Como prólogo a esta recomendación, empezaré diciendo que, una vez más, he descubierto la relevancia…
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Micro órtesis para fascitis plantar y espolón calcáreo
Publicidad
Encuestas

¿Cree que tras 3 años de gobierno de Uxue Barcos hay más libertad en Navarra?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 13 de enero de 2012