¿A cambio de qué se somete al gobierno de Marruecos el gobierno de España?

Una vez enterrados los dos guardias civiles asesinados en Barbate por los narcotraficantes, y roto el cristal del coche de la viuda, pasamos todos página y aquí no ha pasado nada. Está además la actualidad como para intentar detenerse en un asunto o seguirlo en el tiempo. Por otro lado, no es casual esta vorágine de noticias que, en tiempos normales o en países homologables, harían caer un gobierno todos los días. Sin embargo, todo tiene que ver con todo. Todo está relacionado. Sin este gobierno y sus relaciones peligrosas sería inexplicable que estuviera pasando a esta velocidad vertiginosa todo lo que está sucediendo.

X

Cuando mataron a los dos guardias civiles, la pregunta durante un momento fue cómo era que las lanchas de los narcos podían fondear tranquilamente en un puerto, ir de aquí para allá, o cargar y descargar con relativa tranquilidad. ¿Por falta de medios, como a veces se repetía, o por falta de voluntad? ¿Cómo habíamos llegado a esta evaporación del principio de autoridad?

Una de las explicaciones más inquietantes era la de que Marruecos anduviera detrás de las limitaciones en la lucha contra el narcotráfico por parte del gobierno español. En una dictadura como la marroquí la policía no tiene cortapisas para destruir si quiere todos los cultivos de hachís. Si por el contrario en Marruecos se puede cultivar tranquilamente hachís, da mucho que pensar esa impunidad. ¿Acaso se benefician los grandes prebostes marroquíes del tráfico de hachís cobrando a los narcos un porcentaje? Y si es así, ¿está relacionada la impunidad de los narcos con la sumisión a Marruecos de la política exterior española?

Un vídeo recientemente grabado por un equipo de Cuatro, a la estela del asesinato de los guardias civiles, muestra cómo las patrulleras marroquíes protegen a las narcolanchas incluso muy lejos de sus aguas, para evitar las intercepciones de la Guardia Civil. Pero esto no es un escándalo de primera magnitud, porque al día siguiente ya estamos ocupados con otros escándalos de mayor magnitud aún.

Sea como sea lo que se pone en evidencia es que no tenemos un problema de falta de medios, sino de falta de voluntad. Y esa falta de voluntad sólo se explica por nuestra sumisión política a lo que nos impone el gobierno marroquí. ¿Pero cómo se explica a su vez esta sumisión? La explicación menos maliciosa, porque podría haber otras, es que cedemos a las exigencias de impunidad de Marruecos respecto a las narcolanchas a cambio de que Marruecos frene las avalanchas migratorias contra Ceuta y Melilla. Naturalmente esto tiene un peligro añadido, y es que si la gente que debería parar el narcotráfico ve que no se le deja hacer nada contra el narcotráfico, la tentación de seguir no haciendo nada pero al menos cobrar por no hacer nada deber ser grande. Si por otro lado, hablando de esferas más altas, ya estás pillado por Marruecos con una cosa, ¿qué más te da estarlo por dos o tres cosas y a cambio lucrarte un poco? A lo mejor algo parecido se puede decir también respecto a Venezuela. Y así poco a poco todo va teniendo que ver con todo y todo se va pudriendo.

X

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja