¿No tenemos hijos porque somos pobres o porque somos egoístas?

El algoritmo de X tiene estas cosas como que de repente te puedes encontrar con el tuit más inesperado quién sabe de quién ni por qué. En este caso se trata de un tuit de Martin Varsavsky, el empresario hispano-argentino conocido como fundador de Jazztel. La deriva ideológica de Varsavsky hacia la derecha en los últimos tiempos ha sido peculiar, pero el tuit que nos ocupa y ha llamado la atención no tiene nada que ver con eso en esta ocasión.

Desde luego sería una conclusión un tanto simplista a la vista del mapa, pero podría pensarse que los ricos son más insolidarios. Más cabrones que los pobres. Cuanto más ricos los habitantes de un país, más cerrados y más improbable que compartan su pan contigo. O a lo mejor es una cuestión geográfica y climática, relacionada con el carácter de la gente del sur. O ya puestos con las costumbres y la religión. Si algún día llegamos a ser tan ricos como nuestros vecinos del norte (la cosa pinta mal) comprobaremos si éramos más majos por ser más pobres, por el sol o por la religión. Pero no era ahí, o no sólo, donde queríamos ir a parar.

Un mapa lleva a otro mapa y con lo que nos encontramos es que cuando nos hacemos más ricos ni compartimos más el pan ni tampoco tenemos más hijos. Esto tiene su importancia frente al discurso de quienes aseguran que no tenemos hijos por los niveles salariales y los contratos temporales o por los problemas en el mercado de la vivienda. O sea, toda ayuda será poca para formar una familia, pero el hecho es que no sólo parece débil establecer una conexión entre más riqueza y más hijos, sino más bien todo lo contrario. Italia es bastante más rica que España, pero las italianas no tienen más hijos que las españolas. Y España es más rica que Grecia, pero las griegas o las rumanas tienen más hijos que las españolas. Dentro de cada país rico, el segmento que tiene más hijos es el de los inmigrantes con menos recursos. Y en conjunto Europa es muchísimo más rica que Africa o Hispanoamérica, pero tiene muchos menos hijos que Africa o Hispanoamérica, y España tiene ahora muchos menos hijos que cuando España era más pobre hace unas cuantas décadas.

Como decíamos toda ayuda es poca para formar una familia, pero todo parece indicar que la cuestión principal del problema de la natalidad no es el dinero. Es posible que para la gente más pobre la mayor riqueza sean los hijos. Es posible que esto sea igual cuando la gente es más rica, sólo que entonces no se de tanta cuenta. Lo cierto es que vivimos en una sociedad en la que los hijos y la familia son presentados más como una estorbo que como un incentivo. A lo que se le incentiva a la juventud es a cuestionarse su sexualidad, no a ser padres o a formar una familia. La primera pregunta que debe afrontar una mujer al quedarse embarazada es si no sería mejor abortar. Una mujer de menos de 50 años es por lo visto demasiado joven para tener hijos. Una mujer que sólo es madre es una fracasada. Una mujer que tiene todo menos hijos y una pareja estable es en cambio una admirada influencer con cinco gatos. Odiamos el capitalismo pero vivimos para trabajar. El éxito personal de la mujer (y del hombre) es el éxito profesional.

X

La buena noticia es que estamos creando un modelo de sociedad que sólo tiene dos salidas: el cambio de mentalidad o la extinción (o su derivado la sustitución). O sea, que es magnífico porque estamos ante un mal que al menos no puede durar.

X

x

Comentarios (1)
  1. anacleto says:

    Dicen los argentinos q hay gente tan pobre q solo tiene dinero

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,44 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja