20,5 millones de los Presupuestos de Navarra para los menas

 

 

En el portal de contratación de la web del Gobierno de Navarra puede encontrarse el anuncio de una contratación llamativa tanto por su destino como por su cuantía. Se trata de la contratación de un servicio para la gestión de 40 plazas de valoración para MENAS. La cuantía del contrato es de 20,55 millones de euros y la duración 4 años.

X

x

Parece claro que algo hay que hacer con los menas, pero interesa saber hasta qué punto esto es un coste importante que estamos asumiendo. Por otro lado a nadie se le escapa que los menas se están convirtiendo en una fuente de problemas y que si bien a unos habrá que acogerlos y ayudarlos, lo que otros merecen es ser expulsados. No puede ser que todos los mecanismos del estado se vuelquen en una de las posibilidades de quéhacer con ellos ignorando la otra.

X

El problema de los menas necesariamente hay que inscribirlo dentro del problema general de la inmigración, porque tenemos un problema con la inmigración. Las cifras de delicuencia, incluyendo la delincuencia sexual, están a la vista. Esas cifras responden en buena medida a un hecho que sólo puede negar el que no quiere mirar. Están llegando tantos inmigrantes a España que no los puede asimiliar a ese ritmo ni la economía ni la sociedad. Esto significa que se van formando guetos de inmigrantes no integrados y al mismo tiempo se va generando paralelamente un problema de seguridad. Los datos están ahí, no tiene sentido discutir. Por otro lado, todos sabemos que en el momento en que la izquierda vea amenazada su continuidad en el poder por perder votos en este asunto cambiará su posición y abrazará el mismo discurso que ahora mantiene VOX, como ya acaba de pasar en Alemania. La izquierda llama no ser racista a ser unos insensatos. El aumento de la delincuencia y de las agresiones sexuales son en gran medida por tanto una consecuencia de la insensatez de la izquierda.

El anuncio con el que abríamos la noticia es un claro exponente de los costes crecientes que tiene la inmigración descontrolada, no sólo en términos de seguridad sino también en términos presupuestarios. Canarias se ha convertido en la nueva Lampedusa. Se estima que cada inmigrante genera un coste de 20.000 euros. La solución que ha encontrado la UE no es ni parar el flujo en la frontera o en origen, ni las devoluciones, sino el reparto por toda la UE. El problema no se resuelve, sino que se disimula.

Los casos de Lampedusa, Lesbos o Canarias evidencian la naturaleza del problema. Los inmigrantes no son por si mismos una maldición, pero tampoco una bendición. Sobrepasado cierto límite, no sólo no constituyen una bendición sino una emergencia. Si fueran una bendición objetiva, podrían quedarse todos en Lampedusa o Canarias, bendiciendo esas islas. ¿Qué necesidad habría de redistribuirlos? ¿Por qué tendría que repartir Canarias esa bendición? ¿Por que no hay peleas por acoger a todos esos inmigrantes si son una bendición? Evidentemente la llegada de inmigrantes pasa a ser un problema de primera magnitud pasado un cierto punto de saturación. Redistribuyendo a toda esa masa humana que sigue llegando lo único que se hace es derivar el problema hacia zonas con un punto de saturación más elevado.

Aunque conviene evitar los discursos desmesurados, lo cierto es que buena parte de la inmigración que está llegando a España es africana, musulmana y masculina. Si el número ya es un problema en sí mismo para poder absorber toda la inmigración, las diferencias e incluso las incompatibilidades culturales representan una dificultad añadida, por no mencionar la cuestión del género. ¿Por qué no se establece una cuota de género para la inmigración ahora que se establecen cuotas de género para todo? No sólo por una cuestión de justicia de género, sino porque podemos ser víctimas de una anormalidad demográfica.

Se suele tachar de racistas a quienes hablan de sustitución o reemplazo poblacional, pero los datos de natalidad, mortalidad e inmigración son lo que son. Por tanto el juicio que hagamos sobre todo lo que hemos comentado sera discutible, pero la realidad que tenemos delante no.

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja