Adanero próximo alcalde de Pamplona

Empecemos por decir que Adanero próximo alcalde de Pamplona no es una noticia, sino una provocación. La noticia del día es la desesperación del PSOE por encontrar los apoyos necesarios para aprobar los últimos 3 decretos de su recámara. Esta vez Junts no le quiere apoyar al PSOE y la aritmética sanchista salta por los aires. Como consecuencia, en un acto de grandeza y generosidad, los socialistas estarían dispuestos a concederle el privilegio al Partido Popular de poder apoyar gratis al PSOE.

Lo cierto es que si corre un mínimo de sangre caliente por las venas del Partido Popular la negativa a salvarle los muebles a Sánchez debería ser absoluta. ¿Y cómo le va a prestar sus votos? ¿Lanzándolos por encima del muro? Pero es que desde un punto de vista frio y racional tampoco tiene sentido ayudar a Sánchez.

x

Dice el PSOE que las medidas de los Reales Decretos a aprobar las tiene que apoyar el PP porque son buenísimas y necesarísimas para los españoles, que sería una irresponsabilidad que no las apoyaran, que reflejan para qué sirve la política: para proteger, para avanzar como sociedad y para seguir cumpliendo con responsabilidad.

X

La realidad que pone sobre el tablero el desamparo aritmético del PSOE es sin embargo justo lo contrario. Al PSOE cerdanista le faltan los votos para aprobar medidas tan supuestamente buenas, progresistas y necesarias para todos porque les han dado todo a sus socios a cambio solo de la presidencia, sin importarles nada lo demás. A cambio de la amnistía o el lawfare no añadieron al pacto nada más, no añadieron ninguna contrapartida beneficiosa para los españoles. Las medidas beneficiosas para los españoles las sacaron de la negociación. No les importaron. Sólo hablaron de la amnistía y de la presidencia. Por eso ahora para aprobar cualquier cosa no pueden contar con sus socios.

X

El PP debe rechazar el apoyo al PSOE por motivos viscerales sino también por pura racionalidad. Para ser alternativa, el PP tiene que obligar no ya al PSOE sino al electorado a elegir entre dos modelos. Un modelo en el que se da todo a los enemigos de España a cambio sólo de la presidencia, que es lo que tenemos ahora, o un gobierno para la gente. Si se le ofrece al PSOE la posibilidad de llegar a la presidencia de mano de los golpistas, y por otro se le aprueban graciosamente todas las medidas de gobierno que necesite, ¿para qué debería cambiar su voto la gente que ha votado al sanchismo? ¿Para qué haría falta una alternativa? El PP debe dejar que el electorado paladee las consecuencias de haber elegido un gobierno con Bildu y con Junts, debe visualizar que entre un programa de gobierno beneficioso para España y la presidencia el PSOE sólo se ha preocupado de la presidencia, que los golpistas sólo se han preocupado de la amnistía, de la autodeterminación y de repreesaliar a los jueces que los condenaron, y que no puedes pactar el gobierno con unos a cambio de todo y el programa con otros a cambio de nada. ¿La gente quiere otra cosa? Pues tendrá que votar otra cosa. Todas esas cosas que ahora dice el PSOE que son tan buenas para los españoles y que el PP las tiene que apoyar por responsabilidad pues que por responsabilidad el PSOE las hubiera incluido en sus negociaciones para llegar al poder. Lo que no puede hacer el PP es hacer innecesaria la alternativa de gobierno dando al PSOE el apoyo que necesita para poder gobernar con los pros de estar con los separatistas sin los contras de estar con los separatistas.

x

Aunque el PP se ha negado en principio a votar a favor de los decretos del gobierno, no se ha cerrado en banda sin embargo a abstenerse o a abrir una negociación. Ha sido el PSOE el que encima de ser el necesitado exige apoyo sin condiciones. Es más, mientras el gobierno exige el apoyo del PP como si el PP se lo debiera o fuera su esclavo, lo que hace el PSOE es intentar montarle al PP otro prestige de cara a las elecciones gallegas.

X

El PP, por su parte, ha pedido para empezar a dialogar contrapartidas técnicas y fiscales que están muy bien, pero para ser sinceros serían más divertidas e interesantes las contrapartidas ideológicas que podría exigir. Ese tipo de contrapartidas que el PP nunca suele practicar. Y aquí es cuando volvemos a Pamplona, a quitarle la alcaldía a Bildu y a entregársela a Adanero.

X

¿El PSOE quiere aprobar esos 3 decretos? Pues que vuelva a dejar a Bildu sin la alcaldía. ¿No dicen que el pacto encapuchado con Bildu no existe y que no hay ningún compromiso con la izquierda abertzale? Entonces no tienen ningún compromiso para que no le entreguen la alcaldía a Adanero. ¿Dónde está el problema? Si se quiere, que la mitad de la legislatura sea alcaldesa Ibarrola y la otra mitad Adanero, para que UPN se sume a la ecuación.

X

Deflactar el IPC del IRPF está muy bien, ¿pero por qué no exigirle al PSOE también, además de la alcaldía de Pamplona, que condene el golpe de estado que dio en 1934? El entorno de Puigdemont, utilizando una expresión que nosotros nunca usaríamos, presumía de que Junts le iba hacer “mear sangre” a Sánchez a cambio de la investidura. ¿Y ahora el PP le va a sostener a Sánchez a cambio de nada mientras Sánchez le orina encima al PP?

X

En principio al PSOE no hay que apoyarle nunca en nada. Si se le apoya alguna vez en algo, debe ser con un fuerte acompañamiento de contrapartidas y dolor. Y aunque algunas contrapartidas no las concedieran o no fueran necesarias, como asumir y condenar el golpe del 34, ya solo poner el foco sobre este tipo de cuestiones y debatirlas es un win-win, sea lo que sea un win-win. Lo que no puedes pretender ser a la vez es la alternativa al gobierno y el que sostiene al gobierno, alternativa al gobierno y el que le libra al gobierno y a su electorado de las consecuencias negativas de los pactos que te han dejado a ti fuera del gobierno. Si Pedrito puede tener a la vez el dinero de Juanita y la belleza de Pepita, ¿por qué iba a tener que elegir Pedrito? Si el PSOE ha abrazado una fórmula de gobierno que después no le permite sacar adelante medidas necesarias para el país, lo que tiene que hacer es cambiar de fórmula de gobierno. Y si no cambia, es la mayoría electoral la que tiene que cambiar. No puedes mandar al PP a la oposición, construir un muro y después exigirle que sea el que te apoye para poder gobernar en todo lo que no sea amnistía y autodeterminación. El PSOE tiene que ser coherente con su elección y el electorado del PSOE coherente con la elección del PSOE. Eso o dejar de votar al PSOE.

X

X

Comentarios (1)
  1. Espero que Frijolito Feijóo lea Navarra Confidencial y coja la idea buena. ¿Quiere Sanchinflas apoyos al RD? …
    Alcalde Adanero, antes de finales de febrero.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,89 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja