El Programa de Bildu y el PSN en Pamplona: imponer la ikurriña a tortazos

El regreso de Asirón a la alcaldía de Pamplona significa también el regreso de José Abaurrea, el batasuno que se negó a condenar el atentado de Tomás Caballero, más recientemente conocido por haber intentado imponer la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona a trompazos, durante el Chupinazo de 2019.

El nacionalismo tiene un problema con la ikurriña, y es que la mayoría de los navarros y de los pamploneses no la quiere. Aún cuando consigan mandar en el Ayuntamiento, el hecho es que no son mayoría. El problema que tienen los pamploneses y los navarros es que los nacionalistas, desde luego Bildu, están dispuestos a imponer la ikurriña a golpes aunque sean minoría. El máximo exponente de esto es José Abaurréa. La ikurriña a golpes es su lema. Dicen sus blanqueadores que ha evolucionado mucho porque antes su lema era la ikurriña a tiros. Lo cierto es que ahora golpea y sigue sin condenar los tiros.

Interesa sin embargo no fijarse en Abaurrea más que como síntoma. Que Abaurrea vaya a formar parte del equipo rector del Ayuntamiento de Pamplona es Aberrante, pero bastante menos que el hecho mismo de que el alcalde cuente con Abaurrea. Y a su vez, lo fundamental una vez más es la presencia de Bildu, una fuerza política que sistemáticamente se niega a condenar la violencia y a perseguir a los violentos cuando son violentos nacionalistas.

Se nos insiste para tratar de blanquear a Asirón que él sí condenó el atentado contra Tomás Caballero, cosa que por cierto él dice no recordar, pero el punto es que ETA mató a Tomás Caballero y otras 852 personas más. De todos esos asesinatos, Asirón como mucho se desmarcó públicamente del de Tomás Caballero. El problema es que tú no te desmarcas de la violencia nacionalista metiéndote en Bildu, como no te desmarcas de la violencia nazi metiéndote en las listas del NSDAP. No te desmarcas de la violencia nacionalista perpetuando a alguien como Abaurrea en tu equipo. Pero sobre todo no te desmarcas de la violencia nacionalista llamando presos políticos a los condenados por practicar la violencia nacionalista.

Asirón es un candidato de Bildu y no te desmarcas de la violencia nacionalistas formando parte de unas siglas que no condenan la violencia etarra y que llaman presos políticos a los etarras, esto vale para Asirón o para cualquiera que esté en Bildu. En el vídeo anterior se observa a Asirón aplaudiendo a Otegui cuando llama a los etarras presos políticos. No sólo eso. En el vídeo Otegui reconoce que los etarras son su gente, sus familiares, sus amigos. Y es que sus amigos y familiares, los que le preocupan, los que se queda sin aliento para saber si están bien, no son las víctimas y sus amigos y familiares sino los verdugos y sus amigos y familiares. No hay nadie en Bildu que llame asesinos a los etarras. Nadie que diga que por tanto los asesinos de ETA merecen la cárcel. Si alguien dice esto no es ya que no se une a Bildu, es que Bildu no lo acepta, e incluso empieza a tener una serie de problemas para pasar por la calle Curia que no tiene Asirón. Eso es Asirón, eso es Bildu. Y esto es el PSOE: el que entrega Pamplona a Bildu.

X

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja