¿Y no hubiera sido mejor poder elegir en segunda vuelta entre Ibarrola o Asirón?

Los momentos de crisis son momentos de reflexión o momentos que se desperdician. La derecha tiene dos graves problemas en este momento. Un problema es que es minoría y el otro que España se va por el desagüe. La buena noticia es que ambos problemas pueden tener la misma solución: un programa de regeneración. Las medidas regeneradoras que necesita España para salir de la crisis pueden a la vez, convertidas en programa electoral, otorgar a la derecha una amplia mayoría social y electoral. Una de estas posibles medidas regeneradoras es la implantación del sistema de segunda vuelta electoral.

X

En el caso de la alcaldía de Pamplona, el hecho es que los pamploneses no han votado a Asirón. Si quieren ustedes, tampoco votaron a Ibarrola. Concretamente, a Bildu le votaron el 27,4% de los electores y a Ibarrola el 30,3%. Cuando a un partido o a un candidato le votan el 50,1% de los electores la cosa está bastante clara, ¿pero qué sucede cuando el alcalde o el presidente -como Sánchez- no tiene ni un tercio de los votos?

X

En el sistema actual, los españoles votamos a unos representantes y después son estos los que eligen el alcalde o el presidente. Es decir, no votamos directamente al alcalde o al presidente. Y estamos viendo que esto provoca una serie de disfunciones importantes.

X

1-Para añadir los votos que necesita, el partido o el candidato que aspira al poder empieza a negociar lo que sea con quien sea. Incluso con partidos que no condenan la violencia contra sus rivales políticos o que quieren la destrucción de la nación.

X

2-Estos partidos, que además de sus planteamientos violentos o disolventes suelen representar una escasa proporción del total del censo, se convierten en decisorios para formar gobierno de forma que tanto ellos como sus políticas pasan a desempeñar un papel y a tener una importancia muy superior a la que sería proporcional al número de votos que realmente han obtenido.

X

3-El sistema actual deja el gobierno o las alcaldías en manos de los partidos arrebatando a los ciudadanos ese poder de decisión, de forma que la elección final del alcalde o el presidente no se produce de forma directa por los ciudadanos sino que depende de negociaciones y cambalaches entre los partidos, que además como estamos viendo encima pueden ser secretas, con fugados de la justicia, llevadas a cabo en el extranjero, sometidas a extravagancias como las de los observadores internacionales, por encima o por debajo de las leyes, sin publicidad, sin oposición y sin control.

X

4-Los políticos han normalizado el presentarse a las elecciones diciendo que nunca apoyarían a este o al otro, o que nunca gobernarían con este o con el otro, o que para gobernar nunca harían esto o lo otro, para el día después de las elecciones hacer justo lo contrario. Dicen una cosa pensando que si dicen la contraria la gente no les va a votar y no van a conseguir la mayoría, pero una vez conseguida la mayoría diciendo esa cosa hacen la contraria, engañando a los electores, lo que es un claro fraude electoral.

x

¿No sería mejor entonces, para evitar todo esto, devolver ese poder de decisión a los ciudadanos? Seguramente esa capacidad de elegir directamente a su alcalde o a su presidente es algo que a lo mejor siempre debiera haber permanecido en poder de los ciudadanos, pero es que además ahora puede ser la forma de salir de la crisis política y moral en la que estamos empantanados.

X

Implantar un sistema de elección en segunda vuelta, en el que la gente elija directamente al presidente o al alcalde, además de ser una propuesta que podría solucionar la grave crisis política e institucional que atravesamos, tiene como virtud adicional que en realidad es una propuesta apartidista. Hablamos de técnica más que de ideología. Se trata de una propuesta que por tanto podría obtener un apoyo popular y electoral mayoritario y transversal, igual que la de una reforma legislativa para no sean los políticos los que eligen a los jueces que les tienen que juzgar.

X

Hay quien piensa que el sistema de segunda vuelta favorece al bipartidismo y a los grandes partidos, puesto que se elige en segunda vuelta entre los dos candidatos más votados. Pero Milei es un claro ejemplo de que un outsider puede romper el cerrojo. Obviamente ningún sistema es perfecto, todo tiene sus pros y sus contras, pero estamos reflexionando sobre esto porque con el sistema actual tenemos un problema. Otra cosa, además, es que una vez elegido alguien como presidente o alcalde después siga necesitando apoyos para gobernar en el día a día, y que por tanto se pueda graduar un sistema más o menos presidencialista para matizar por un lado el poder que se da directamente al candidato por otro.

x

Volviendo al caso de Pamplona, es posible que también en un sistema de segunda vuelta hubiera resultado elegido Asirón, pero al menos lo habría sido directamente, elegido por los ciudadanos, teniendo una alternativa, sin engaños, sin mentiras, sin fraude electoral. En ese caso, en último término, se hubiera podido decir que es lo que han elegido los pamploneses y que allá ellos, ahora eso se puede sufrir pero no se puede decir.

X

Comentarios (2)
  1. Alcibíades06 says:

    Que opine Ramírez al respecto. Como demostraba en su twitter de ayer ,es una lumbrera. Su aspecto se parece al de un Moai; es dudoso que no lo sea, a la luz de sus consideraciones.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

  2. BURBUJISTA LADRILLISTA says:

    Seria una reforma electoral mucho más profunda que la de dos vueltas lo cual estoy totalmente de acuerdo
    Edad legal para votar: de 21 a 75 años
    Imposibilidad de votar a todo aquel que reciba una ayuda del estado como una VPO, la RGI etc esta medida está pensada para evitar que ciertos políticos caigan en la tentación de comprar votos con un dinero que no es suyo
    Máximo tiempo como Presidente del Gobierno, Regional y alcalde de ciudad de mas de 20.000 habitantes dos legislaturas de 4 años cada una
    Las elecciones regionales todas el mismo día nada de que País Vasco, Cataluña, Galicia, Andalucía y la última que se ha sumado al carro Castilla y León celebren sus elecciones en días o años separados. La fecha electoral la pone el gobierno central
    Los candidatos deben haber nacido en España, haber vivido al menos 15 años en España y tener más de 35 años (las mismas condiciones para ser presidente de EEUU)
    Implantación del 5% de los votos emitidos para poder obtener un escaño (así nos hemos cargado a PUDIERON en Madrid y Valencia, El PNV está temblando con al reforma electoral europea que impone el 5% en las europeas y se quedaría sin su europarlamentario Hay que esperar a que eso se apruebe pero se aprobará en cuanto se pueda

    Así para empezar una reforma “constituyente” como les encanta decir a los progres para meter sus dictaduras

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 2

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja