El pornoconsejero del Gobierno de Navarra

Cuando los navarros piensan en el deterioro de la sanidad pública navarra sería bueno que le pudieran poner cara a ese deterioro. Bueno, a Chivite todos le ponemos cara, pero específicamente interesa ir conociendo a nuestro bienamado consejero de Salud, Fernando Domínguez.

Domínguez no es por otro lado un personaje novedoso en la política navarra, puesto que ya fue consejero de Salud en la legislatura de Uxue Barcos. Efectivamente, Domínguez es una de las carteras de Geroa Bai en el gobierno de Chivite. Resulta curioso, porque Domínguez es aragonés, estudió en Zaragoza y empezó a ejercer como médico en Teruel, sin embargo para defender sus raíces y ancestros ha devenido en nacionalista vasco milenario como tantos Ramírez, Jiménez o Solana que ocupan ese espacio político en el que reniegan o de todo lo que son o sólo de la mitad de lo que son.

X

Suerte tiene este consejero de que los males de la sanidad pública foral sean la atención primaria, las listas de espera, la tele-inasistencia o los plazos de espera para la atención de una persona dependiente, todo esto mientras sin embargo se disparan los impuestos y los gastos en salud. O sea, cuando era consejera Marta Vera había una avalancha de portadas y mareas si en el Hospital aparecía un pelo en la sopa de la cena, ¿cuántas portadas dedican ahora los medios pelosoperos al brutal deterioro de la sanidad pública navarra?

Ahora que ya le ponemos cara y trayectoria a nuestro consejero, podemos volver al caso que nos ocupa, que es de la famosa porno-campaña en las marquesinas para la prevención de las ETS, que el porno-consejero de Salud justifica bajo el peregrino argumento de que total los niños ya ven generalmente pornografía a los 9 años. Y si no ya te la hace ver el consejero de Salud.

El Departamento de Salud no naufraga sólo con las listas de espera, la atención primaria y todos los asuntos ya citados (y otros). Con los planteamientos argumentales de esta porno-consejería resulta escasamente sorprendente que las enfermedades de transmisión sexual que se tratan de combatir no paren de aumentar. Cuanta más agua y espuma le echan al fuego más aumenta el incendio. Pues habrá que echar más agua y más porno-espuma, dirá el consejero. O igual hay que comprobar antes las etiquetas a ver si lo que se está echando al fuego es gasolina y leña, y por eso en vez de apagarlo no para de crecer el incendio.

X

Comentarios (2)
  1. mirentxu says:

    La degeneración de la sanidad pública, y la bajada en picado de calidad de la sanidad privada son un hecho incontestable.
    Hasta hace una década (mas o menos), la sanidad Navarra era la mejor de España.
    La publica y la privada.
    Ahora la privada se salva algo, aunque no es para nada lo que era, pero la pública es una verdadera verguenza.
    Parece que siguen a rajatabla las órdenes de la Agenda 2030: Reducir la población en dos tercios.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

  2. Elena says:

    ojalá que se le quede el mote de Fernando Domínguez alias “pornoconsejero”. Poco se ha comentado esto y esperemos que no le salga gratis esa falta de sensibilidad y ataque a la infancia y juventud.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,75 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja