Investigar a Beaumont o espiar a Beaumont

El inacabable caso “Kitchen” ha dado un pequeño giro foral al aparecer tangencialmente en las investigaciones un ramal afectando a María José Beaumont, la exconsejera de Interior en el Gobierno de Navarra a propuesta de Bildu durante el mandarinato de Barcos.

La cosa es tan o tan poco grave como que en unos whatsapp cruzados entre el entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el Jefe de la Unidad de Apoyo Operativo de la Policía Nacional, García Castaño, aparece mencionada en los siguientes términos María José Beaumont:

x

-Martínez: “Oye, y de la consejera de Bildu ¿¿no tienes cosillas?? “

-Castaño: “De Navarra pregunto, te anticipo que está muy limpia”

-Martínez: “¿Y de su entorno?”

-Castaño: “Ya miro”.

X

Pese a que como guion de película de James Bond queda un poco escaso, la mención de Beaumont entre estos dos cargos de Interior ha suscitado la ira y la indignación de todo el cuatripartito entonces gobernante a cuenta de las cloacas del estado y la innoble persecución a la que sistemáticamente se haya sometida la pobrecita izquierda abertzale.

X

El Parlamento de Navarra, con el apoyo apenas matizado de PSN y Navarra Suma, ha aprobado una declaración considerando “de extrema gravedad e impropio de un estado de derecho que se haya podido espiar a una consejera del Gobierno de Navarra”.

x

Respecto a esta declaración, nótese que dice que “se haya podido espiar” y no que se haya espiado, lo que además nos lleva a preguntarnos qué es espiar y qué dicen las grabaciones al hablar de Beaumont.

X

Para empezar, hagamos notar en primer lugar que hablamos de una consejera nada menos que de Interior, al frente por tanto de la Policía Foral, designada por Bildu. ¿Qué sería lo escandaloso? ¿Qué esto suscite el interés del Ministerio del Interior o que le diera lo mismo? ¿A cuántos ciudadanos navarros aparte de al Ministerio del Interior o al menos a algunos de sus cargos les resultó muy preocupante y extemporánea esta designación?

X

Huelga señalar que Bildu es una formación liderada por un secuestrador de la ETA. Es una formación cuya diputada navarra en el Congreso no tiene mayor mérito que el de ser la madre de uno de los agresores de Alsasua. Es una formación que acaba de incorporar como número 3 de su lista en Pamplona a un condenado por agredir a 3 policías. Es una coalición en la que se puede encontrar al último jefe de ETA, David Pla, como responsable del Marco de Orientación Estratégica y vicesecretario general tercero de Sortu, el miembro principal y de hecho dirigente de esa coalición. Se trata de una formación que acaba de incluir también en su lista al Ayuntamiento de Burlada a una candidata que participó en el acoso a los miembros de UPN en los incidentes de la calle Curia en los Sanfermines de 2019. Se trata de una formación que justifica los ongi etorris a etarras o que llama presos políticos a los asesinos de sus rivales. Si una persona designada por Bildu es nombrada consejera de Interior en una comunidad autónoma, ¿qué le puede dejar de interesar o preocupar al respecto entonces a la gente de Interior? Pobrecita gente de Bildu que con su trayectoria suscita incomprensiblemente la curiosidad de Interior, totalmente lógica si se desarrolla dentro de la legalidad.

X

Por lo demás, ¿qué es espiar y qué es investigar?

X

O sea, espiar es por ejemplo pinchar un móvil, cosa que a su vez se puede hacer legal o ilegalmente. ¿Se ha espiado a Beaumont? ¿Se le ha espiado ilegalmente? ¿Se deduce de lo publicado y de la conversación que da origen a toda la indignación de nuestros diputados una actuación ilegal?

X

Navarra Confidencial, sin ir más lejos, investigó cuando Beaumont fue nombrada consejera de Interior. Naturalmente no le pinchamos el teléfono, no contratamos unos detectives, pero buscamos en las redes y la  hemeroteca lo que podíamos encontrar sobre esta inusitada consejera designada por Bildu. Así, por ejemplo, nos encontramos con que Beaumont era miembro de la Coordinadora de Itoiz cuando varios saboteadores atacaron y redujeron a un vigilante para perpetrar un sabotaje multimillonario contra las obras del pantano. Pues bien, esta Coordinadora de la que era miembro Beaumont mostró nada menos que “admiración” por esta acción violenta de sabotaje. Esto que sí que es grave, aunque por otro lado sea lo esperable de alguien designado por Bildu, no mereció sin embargo una declaración del parlamento foral ni el cese fulminante de Beaumont.

X

x

No espiamos a Beaumont, pero la investigamos o como queramos llamar a examinar lo que se podía encontrar en la hemeroteca y en Google sobre ella. “Lo miramos”, parafraseando a los cargos de Interior afeados. Naturalmente esto no significa que demos por bueno todo lo que hayan podido hacer los investigados de Kitchen, pero de entrada tal vez el Parlamento de Navarra debería aprobar de inmediato también una nota preventiva contra nosotros.

X

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja