No ocupó un lugar muy destacado, pero ayer se deslizó en la actualidad informativa el dato de que Santiago Abascal podía estar pensando en Ramón Tamames como el posible candidato independiente de consenso para la moción de censura contra Sánchez que VOX guarda bajo su manga. El propio Abascal publicó un tuit al respecto tras publicarse la noticia, ni confirmando ni desmintiendo, pero reconociendo que se había reunido con Tamames y que ambos comparten una extraordinaria preocupación por la situación actual.

Ramón Tamames, reputado economista, pertenece a una generación en la que la izquierda todavía se podían nutrir de personas bien formadas y generalmente reconocidas en el ámbito profesional. Tamames, por lo demás, es una persona que desde la militancia en el PCE durante el franquismo y la Transición derivó hasta el CDS de Adolfo Suárez y desde entonces ha mantenido un perfil crítico con todos los gobiernos, incluidos los de la izquierda. En este sentido la decisión de Abascal de colocar a Tamames como candidato independiente al frente de la moción de censura resulta una idea interesante.

X

Tamames es un candidato al que podría votar cualquier izquierdista moderado. O sea, no es un candidato de VOX ni con el perfil de VOX aunque ahora mismo pueda coincidir en algunas cosas con VOX. Un candidato de este tipo parece no sólo inteligente, sino imprescindible para una moción de censura en la que no es ya que VOX no tiene votos suficientes para ganarla por sí mismo, sino tampoco con los votos del PP y Ciudadanos. Un candidato independiente de amplio espectro puede no ser suficiente, pero sin un candidato así ni siquiera podría haber partida.

X

Evidentemente todo queda a expensas de lo que hagan los demás, por lo que podría entenderse que la moción de censura de VOX es una especie de broma política, pero estar a expensas de los demás también tiene una parte buena y es que eso obliga a los demás a retratarse. Rechazar a Tamames se lo pone a los demás un poco más difícil que rechazar a un candidato puro de VOX.

X

En realidad, Tamames es un candidato que podría incluso tentar a algún diputado del PSOE, más aún si la moción de censura se solventa por una votación secreta (al pedirla dos grupos o un quinto de los diputados). Naturalmente es difícil que alguien del PSOE tenga un acto de patriotismo frente a Sánchez, pero caso de tenerlo podría ser con un candidato como Tamames. Sea como sea también los diputados del PSOE tendrían que retratarse frente a la historia.

X

El contexto de toda esta situación, no lo olvidemos, es el de una crisis institucional sin precedentes. Tenemos en el gobierno a la izquierda más extrema y, apoyándolo desde fuera, a Bildu y los golpistas que anuncian una nueva intentona. Por si fuera poco el deterioro democrático, cuyo último capítulo es el asalto al Tribunal Constitucional con magistrados de un perfil absolutamente sectario, avanza a pasos agigantados hacia algo que ya no se sabe a qué lado nos deja de la puerta de la democracia. A todo ello se añaden unas cuentas públicas totalmente desbarajustadas, frente a las que el gobierno no obstante no hace más que aumentar el gasto tratando de sostener su popularidad con unos números rojos que después caerán como un alud sobre todos nosotros. Es decir, no se puede sostener que nos encontramos ante una situación extrema y después despreciar despectivamente una moción de censura. Si alguien se cree que la situación es extrema, debe intentar todo lo que se pueda para tratar de arreglarla, por pocas posibilidades que tenga cada intentona. Si alguien no hace todo lo que puede por improbable que sea su éxito, no puede después pretender que España le crea cuando describe una situación extrema. Y tampoco se puede esperar que el electorado visualice la situación extrema en la que nos encontramos no haciendo nada al respecto.

X

Obviamente Tamames es un hombre de 89 años y con un perfil inespecífico, por lo que no se espera que se convierta en presidente del gobierno para los próximos 4 años. De lo que se trata es de convocar elecciones generales de forma inmediata por lo que Tamames sería simplemente un candidato que podría aglutinar un consenso importante para pilotar una situación transitoria hacia esa convocatoria electoral. El punto único de su programa podría ser esa convocatoria electoral. Es decir, consultar a los españoles sobre el sanchismo sería lo único en lo que todos los que apoyaran la moción de censura tendrían que coincidir y lo único que necesitarían tener en común. ¿Prosperará esta posibilidad de presentar como candidato a Tamames? Pronto lo veremos. En todo caso, si VOX va a presentar una moción de censura, si no Tamames un candidato del perfil de Tamames podría ser una opción interesante, seguramente más interesante que un perfil claramente identificable con VOX.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja