No se puede tolerar que medidas informativas provida salven de la muerte a algún niño en Castilla y León

La idea de que algún niño se pudiera salvar de ser abortado en Castilla y León por ofrecer más información a la madre le ha resultado totalmente insoportable a la izquierda, que ha salido en tromba contra esta posibilidad llegando el gobierno a requerir a la comunidad, en una especie de 155 preventivo, que desista de inmediato de aplicar las medidas informativas anunciadas. En realidad es todo sumamente curioso e ilustrativo.

Recordemos que las medidas anunciadas son en primer lugar y sobre todo informativas (escuchar el latido fetal o ver una ecografía 4D) y voluntarias. Esto quiere decir que la izquierda, en el fondo, piensa que si se conoce una información no se aborta (o se reducen las posibilidades) y si se desconoce se aborta. Significativamente, la izquierda prefiere que en tal caso la mujer no puede acceder a esa información. Viva el abortismo ignorante. En el fondo es todo un reconocimiento de la debilidad su posición y un feo retrato moral. Cuanto menos sabes y quieres ver, más abortista eres. A más información, más provida.

x

Que el gobierno central amenace al gobierno autonómico resulta también de lo más incoherente y dicharachero. Se supone que el partido centralista que está en contra del sistema autonómico es VOX, pero es el PSOE, supuesto partido no sólo autonomista sino teóricamente federalista, el que en cuanto un gobierno autonómico hace algo que no le gusta le elimina su capacidad de decidir. Si un gobierno autonómico baja o elimina impuestos, el gobierno central socialista se los armoniza a la fuerza. Si un gobierno autonómico decide introducir alguna medida provida, el gobierno central socialista le requiere amenazadoramente para que se abstenga. Pues para eso no necesitamos gobiernos autonómicos y eso que nos ahorramos. Naturalmente la posición del PSOE, que gobierna con partidos golpistas y separatistas, es mucho más perversa que la incoherencia. Se trata de de reconocer el autogobierno sólo en dos casos: en el caso de que mi sillón dependa de tus escaños, y en el caso de que uses el autogobierno sólo para hacer lo que a mí me parezca bien. Esto no es ni autonomismo, ni federalismo, ni centralismo, es totalitarismo. El PSOE odia la libertad. El PSOE no tolera otra política que la suya, salvo la de los socios que necesita para mandar. Para mandar, que no para gobernar.

x

Bien mirado tampoco es que a un partido abortista se le pueda reprochar mucho un autonomismo selectivo. O sea, a fin de cuentas el aborto, y desde luego una ley de plazos, no es otra cosa que suspender durante un espacio temporal arbitrario el derecho a la vida de los seres humanos. Si ya el tiempo es un factor más en el derecho a la vida, como para pretender que no lo sea el espacio.

Puesto que a la Agenda 2030 le sobran tres cuartas partes de la humanidad para que el planeta sea lo bastante ecosostenible y progresista, tampoco podemos extrañarnos mucho de que el PP nacional haya salido no sólo en tromba, sino incluso antes que el gobierno socialista, a arremeter contra estas osadías provida y antiagenda en una de sus comunidades autónomas. Aparte de revelar las costuras más vidriosas del feijooísmo, el PP le ha puesto en el punto de penalti el balón al PSOE para meterle un gol en la escuadra. Porque todo esto es culpa del PP, más que nada.

Es decir, el PP tiene un problema, y es que aunque no le gusten las medidas provida (no las ha tomado con ninguna de sus mayorías absolutas), en Castilla y León depende de VOX para seguir gobernando. O sea, que tiene un dilema sobre la mesa. Al poner Borja Sémper (por tanto Feijóo) ese problema sobre la mesa arremetiendo contra las medidas de Castilla y León, lo único que ha hecho el PSOE es aprovechar ese balón que la torpeza del PP le ha brindado. El PSOE ha visto una fisura entre el PP y VOX y a lanzado un requerimiento al gobierno de Castilla y León para tratar de exacerbar esa fisura. A ver ahora qué haces, Mañueco. A ver ahora qué haces, Feijóo. A ver por dónde sales más fuerte de esta crisis que por donde has entrado. Eres un genio, Feijóo.

X

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,90 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja