Chivite y los homenajes a etarras

La Presidenta de Navarra, María Chivite, compartió ayer con la Asociación Gogoan-Memoria Digna, la Fundación Fernando Buesa y Elkarbizi que acabar con los homenajes a presos de ETA es un paso necesario para seguir avanzando en materia de convivencia y memoria.

x

Representantes de las asociaciones entregaron a Chivite el documento ‘Los victimarios en el espacio público’, en el que también se aboga por que los espacios públicos en cada localidad sean un ámbito de convivencia y, por tanto, no acojan ni actos ni mensajes que idealicen a los miembros de ETA o reflejen su simbología. En el documento asimismo se pide la constitución de foros municipales para impulsar espacios y murales, que contribuyan a reforzar los valores de la memoria democrática, la convivencia y la deslegitimación de la violencia.

x

En la reunión estuvieron presentes la Presidenta, la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo y el director general de Paz y Convivencia, Martín Zabalza. Por parte de la Asociación Gogoan-Memoria Digna acudió Joseba Eceolaza, y, por la Fundación Fernando Buesa, Eduardo Mateo, representado ambos también a Elkarbizi.

X

Bla, bla, bla

La Presidenta reconoció el trabajo que están realizando estas asociaciones y ratificó el compromiso del Gobierno de Navarra con la memoria y la convivencia. Asimismo, señaló que cualquier acto de homenaje, exaltación o visibilización de ETA, de sus miembros o su entorno debe acabar. Afirmó también que comparte con estas tres entidades que la necesaria deslegitimación de la violencia es incompatible con cualquier expresión pública en ese sentido.

x

x

Todo lo anterior puede sonar más o menos armonioso y adecuado siempre que olvidemos los pactos y hasta la dependencia del gobierno respecto a Bildu. Chivite no puede hablar de los homenajes a etarras como si fueran huracanes o terremotos, lamentables pero inevitables. Chivite no puede rechazar que ocurran los homenajes para a renglón seguido dar la espalda al asunto y esperar sin hacer nada a ver si pasa algo para que dejen de ocurrir, que Otegui se mire al espejo y vea un monstruo, por ejemplo. Pero que si no tampoco pasa nada. De hecho lo mismo tras reunirse con las asociaciones Chivite descolgó el teléfono para despachar con Bildu sobre las cuestiones de gobierno. Seguramente no hace falta subrayar demasiado lo contradictorio de todo el asunto.

x

X

A decir verdad, cualquier acuerdo de Chivite con Bildu debería haber pasado por la exigencia de que Bildu rechace de plano los ongi etorris y los homenajes a etarras, dejando de llamarlos presos políticos. O Bildu acepta esto, o es el PSN el que acepta convivir con toda esa metralla y por tanto normalizarla. Es posible que entre pactar un programa de gobierno de progreso o mantener su apoyo a los ongi etorris, Bildu hubiera elegido los ongi etorris, pero por si acaso el PSN ni siquiera le ha puesto en la incómoda tesitura de tener ni que planteárselo. Por otro lado, si Bildu hubiera hecho imposible un pacto de progreso por mantener su apoyo a los homenajes a etarras, de una parte la izquierda abertzale habría quedado bastante retratada y el PSN justificado ante su electorado para explorar otras vías. Está muy bien que Chivite diga que le parecen inaceptables los homenajes a etarras, pero entonces que sea coherente y que no los acepte. O que sea coherente por el otro lado y acepte los reproches de las víctimas cuando se presenta en un homenaje.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja