¿Puede perder Ayuso en Madrid?

El CIS ha movido ficha y ha publicado una encuesta anticipando un empate en Madrid entre la izquierda y la derecha. Un empate literal, ya que  68 diputados serían para el PP y VOX y otros 68 para las fuerzas de izquierda en un escenario en el que, aunque subiría mucho el voto a Ayuso, VOX descendería y Ciudadanos desaparecería.

X

Obviamente a nadie se le escapa que hace mucho que el CIS no se dedica a hacer encuestas, sino a deslizar al electorado las directrices que le interesan a Moncloa bajo la apariencia de encuestas.

X

Una de esas directrices es que la izquierda debe movilizarse porque la victoria es posible. Otra directriz es que  no hay que votar a VOX porque podría ser un voto perdido, y es que el CIS coloca a VOX al borde de la frontera mínima del 5% de los votos que se exige en Madrid para poder tener representación. Irónicamente, si esto fuera así, el voto útil del indeciso sería precisamente apoyar a VOX, para asegurar su presencia y que ese 5% de votos no queda sin representación. La intención del CIS, sin embargo, claramente es hacer dudar al votante limítrofe de VOX sobre la utilidad de su papeleta. Con esto el CIS pretende restar voto a VOX, provocar que se autocumpla su profecía y dejar a un 5% del electorado de derechas sin representación.

X

El problema del limbo electoral del 4,99%

En realidad, uno de los peligros a los que se enfrenta Ayuso es que Ciudadanos y VOX, asumiendo que hay alguna verdad en el CIS, se quedaran sin representación. El hecho es que hasta un 10% de los votantes de la derecha, en el peor escenario concebible, se podrían quedar sin representación. Evidentemente es muy difícil ganar con un 10% de los votos perdidos en un limbo electoral. Seguramente no es lo que va a pasar, al menos con VOX, pero hipotéticamente podría pasar con cualquier formación. Otra cosa es Ciudadanos, ahí sí que se podría perder absurdamente un 4,99% de votos, una pérdida que el centro-derecha tampoco se puede permitir. Cuanta menos gente vote ya a Ciudadanos, mucho mejor. Si, por otro lado, Ciudadanos superara el 5% de los votos y entrara en la Asamblea madrileña, ¿cuál sería el bloque al que apoyarían? El voto de Ciudadanos es absurdo porque se va al limbo tanto si obtiene representación como si no. Paradójicamente, un peligro importante para Ayuso sería morir de éxito, restar tanto voto a VOX y CS que los dejara a los dos sin representación. El CIS, a falta de algo mejor, parece apostar por incidir en esa dirección.

X

El enemigo interior

Es posible que no todos los que desean un fracaso de Ayuso estén fuera del PP. Si Ayuso gana, ¿refuerza o debilita el liderazgo de Casado? La forma en que Casado ha levantado las expectativas sobre Ayuso, ¿no son una forma de preparar su cadalso en caso de que no las cumpla? Aparte de subir las expectativas de un modo imprudente y desmovilizar al electorado con un triunfalismo desmedido, ¿qué más ayudas de Génova se pueden esperar? Por otro lado, cuando más aparezca Casado en campaña, como poco más voto de VOX que se queda en VOX.

X

El problema de los medios de comunicación

Si la izquierda comete un error nivel 30, el brutal dominio mediático del que goza reduce el impacto electoral al de un error nivel 7. Por el contrario, cuando la derecha comete un error nivel 3, la trituradora mediática de la izquierda lo convierte en un error nivel 37. Contra la abrumadora mayoría mediática de la izquierda es muy difícil construir una mayoría electoral. No se puede subestimar la maquinaria propagandística a la que Ayuso tiene que enfrentarse. Si Ayuso gana será a pesar del increíble poder de esa maquinaria. Si por una vez fuera la derecha quien tuviera esa maquinaria, ¿qué victoria no podría conseguir Ayuso en Madrid o el centro-derecha en general a escala nacional?

X

El problema del miedo y la abstención

Otros problemas que se le pueden añadir a Ayuso son el miedo a ir a votar y la consiguiente abstención. En Cataluña ya hemos visto el nivel de la abstención en unas elecciones convocadas durante la pandemia. El voto menos afectado ha sido el más radical. El riesgo para Ayuso puede ser incluso mayor si consideramos que el caladero de votos del PP aumenta con la edad. Por un lado el coronavirus puede haber segado directamente la vida de varios miles de votantes del PP en la tercera edad. Por otro lado, este colectivo puede ser el más temeroso y desmovilizable a la hora de ir a votar. Damos por hecho que el centro-derecha ostenta en Madrid una clara mayoría social y electoral, y puede que sea así, pero incluso así eso sólo no basta para ganar si no se es capaz de movilizarla para votar.

X

Los poderes del estado

Desde las cloacas del estado hasta la Fiscalía General, pasando por el BOE, el gobierno tiene numerosos resortes para activar y desactivar casos, o activar y desactivar informaciones, polémicas o personajes escandalosos, de manera que un golpe de efecto en fecha clave pudiera afectar a la carrera electoral. Este poder sumado al de los altavoces mediáticos que actuarían como amplificador tampoco se puede despreciar. Podría pensarse que con tener una mayoría basta para ganar, pero para tener una mayoría antes hace falta poder. Casi podría decirse que la mayoría no es la causa del poder sino su consecuencia, al menos en el mundo real. Existe además ahora mismo una batalla global en la que poderes exteriores (Facebook, Twitter, Yotube, etc) pueden tener también un papel que jugar.

x

Podrían discutirse alguno de estos motivos o añadirse otros, pero en cualquier caso probablemente es un grave error dar por hecha la victoria de Ayuso. Que en España se le puede ganar una batalla electoral a la izquierda sin el máximo esfuerzo y sin movilizarse masivamente es una idea ridícula. La derecha puede movilizarse y perder, pero como se confíe y a la vista de algunas encuestas ni siquiera se movilice está perdida. No todo son malas noticias. Desde luego podría haberse escrito un análisis alternativo con los puntos fuertes para una victoria de Ayuso y el primero de ellos sería la presencia de Pablo Iglesias. Puede que el líder de Podemos movilice a la izquierda o puede que no, pero desde luego para movilizar al votante de derechas no hay nadie mejor.

x

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja