La campaña del Noticias y Bildu contra la familia Huarte

Seguramente cualquiera puede ser un día protagonista de una noticia negativa. Son cosas que pasan. Obviamente no todas las cosas negativas son noticia, o igual de destacadas, o igual de destacadas que las noticias positivas. La cosa comienza a resultar más sospechosa cuando a lo que se asiste a una sucesión en muy poco tiempo de varias noticias contra un determinado objetivo, en este caso una determinada familia. Eso ya no son noticias, eso es una campaña. Una campaña contra una familia.

X

Cronológicamente, todo empieza con la noticia de la venta de una casa familiar, supuestamente “el inmueble más caro de navarra”, más bien el más caro a la venta en el momento de ser publicado el anuncio, que no es exactamente lo mismo. Hasta aquí podíamos encontrarnos ante un cotilleo de Sociedad más o menos interesante, más o menos inocente, más o menos trivial.

X

x

La siguiente noticia, sin embargo, ya tiene un cariz claramente negativo, al tratarse del cierre de Miasa, una empresa de la familia Huarte con más de 50 años de presencia en Navarra, creando por tanto riqueza y empleo en Navarra. Desconocemos las circunstancias de este cierre pero la propia información del Noticias resultaba bastante descriptiva al señalar, citando a los administradores, que “va a resultar complicado lograr un inversor que quiera continuar con este negocio”. Si fuera un negocio maravilloso, habría empujones por entrar, luego no debe ser el caso. Por otro lado, a nadie se le escapa que estamos en el delicado momento económico en que estamos, que viene a colocar en una difícil situación hasta a muchas empresas boyantes, no digamos a aquellas, como quizás es el caso, que ya arrastraban problemas incluso en la vieja normalidad.

X

x

Tras el anuncio del cierre de Miasa el Noticias vuelve a la carga con un análisis sobre la familia Huarte, sus inversiones, su trayectoria, su genealogía… Alguien a esas alturas podría empezar a observar ya con extrañeza que algún día el Noticias no publicara algo de la familia.

X

x

Lo que viene a continuación, quizá una vez preparado el terreno, es un ataque frontal al sacar a colación la historia de la puerta de la casa puesta en venta, que había estado en el Ayuntamiento hasta la última reforma de la fachada del consistorio y cedida a la familia Huarte una de cuyas empresas se había encargado de las obras en los años cincuenta.

X

x

Como se puede encontrar en la propia información del Noticias, concretamente en una foto de la placa explicativa, junto a la propia puerta, allí mismo dice a cualquiera que pase por la calle frente a la entrada: “Puerta que perteneció al edificio ayuntamiento de esta ciudad construido en 1752 y restaurado en 1952″. O sea, que lo de la puerta de la casa de los Huarte será lo que sea, menos un secreto oscuro o una noticia novedosa.

X

x

Con todos estos preliminares y una información tan sobradamente conocida como para venir expuesta en una placa junto a la puerta desde hace décadas, durante los cuales se han sucedido en Pamplona los consistorios de todos los colores, hasta el rojo sangre de Bildu, ya tenemos todos los ingredientes para organizar un caso contra la familia Huarte y hacerla objeto de múltiples noticias futuras a cuento de todo el lío montado.

X

x

A todo esto, interesa recordar que tan recientemente como en el año 2014 el Gobierno de Navarra acordó la concesión de la Medalla de Oro de Navarra 2014 a Félix Huarte y Miguel Javier Urmeneta, como promotores del célebre Programa de Promoción Industrial de Navarra de 1964, que propició una profunda transformación económica y social de la Comunidad Foral hasta la economía moderna e industrial que hoy aún podemos disfrutar. Según los datos correspondientes al periodo 1964-75, se movilizaron inversiones por valor de 12.022 millones de pesetas, se acogieron al programa un total de 207 proyectos empresariales, se crearon 14 polígonos industriales por toda Navarra y se crearon 19.167 puestos de trabajo. Aparte de esto, la familia Huarte es conocida por sus múltiples apuestas y reinversiones en Navarra a lo largo de décadas, como el reciente Museo de la Universidad de Navarra, por ejemplo, para salirnos del ámbito económico y citar una aportación de orden artístico a la sociedad navarra y un lugar alternativo en el que podría haberse expuesto la puerta para que la viera Joseba Santamaría, o para que Asirón ordenara hacerse una colección de lauburus, o lo que sea que les hiciera felices a todos ellos con una dichosa puerta que en la entrada de cualquier otra casa del mundo, como en hasta ahora, les importaría un boniato.

X

Más allá de la injusticia o la ingratitud hacia la familia de este empresario que tantos beneficios ha generado para Navarra, como una especie de Amancio Ortega foral antes de Amancio Ortega, a lo que volvemos a asistir es a la intensificación del ambiente de hostilidad y persecución en Navarra hacia los inversores y empresarios. Si ya teníamos un infierno fiscal, un gobierno de partidos anti-empresa, inseguridad jurídica, inseguridad política, contenedores ardiendo… sólo nos faltaba la persecución mediática de las figuras empresariales más significativas de Navarra y sus familias, como para animar a cualquiera a venir a poner su dinero y su destino en manos de Bildu, Podemos, Santamaría y todo el resto de la cuadrilla. Quizá la mayoría de la población navarra no se está dando cuenta, pero durante mucho tiempo se ha apostado por un modelo de desarrollo en virtud del cual, en vez de ser un solar, somos la tercera región más rica de España tan sólo por detrás de Madrid y la CAV. Todo lo que nos llevó a ocupar ese lugar se está comenzando a dinamitar y no hay ningún estado social ni de bienestar que se pueda asentar sobre un cráter o un solar.

X

x

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (19 votos, media: 4,53 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja