¿Sólo hay 15 personas vacunando en toda Navarra?

Pasados los primeros entusiasmos acríticos por el mero hecho de la llegada de la vacuna, parece que poco a poco van proliferando las críticas a la vista de los números, tanto por la escasez de las dosis de vacunas que van llegando como por la lentitud de la campaña de vacunación. Conforme se va imponiendo esta realidad, surgen una vez más las preguntas sobre la actuación del gobierno. Como no podría ser de otra forma, por otro lado. El efecto propagandístico de una pegatina en una caja de vacunas ya se ha disipado y se ve la cabeza del conejo asomando por la manga de la chaqueta del mago.

X

Así las cosas la inquietud ante los datos y las cifras que se van publicando y analizando ha llegado por fin al Parlamento de Navarra, donde Javier Esparza, además de mostrar la inquietud de Navarra Suma respecto a la velocidad y eficiencia de la campaña de vacunación, arrojó el dato sobre la opinión pública de que en toda Navarra sólo hay 15 profesionales del SNS poniendo vacunas en estos momentos.

X

x

Sin duda Esparza debe estar equivocado y tiene que haber un error en el dato que hizo público. No es posible que de los casi 11.000 empleados que tiene el Servicio Navarro de Salud no haya más que 15 poniendo vacunas. 15 empleados poniendo vacunas apenas son suficientes salvo para que Chivite pueda ir a una residencia a hacerse la foto. Para cualquier objetivo más ambicioso salta a la vista que se trata de un número totalmente ridículo. Tras 10 meses esperando la vacuna, no teniendo el Gobierno de Navarra nada más importante que hacer en todo ese tiempo que prepararse para la llegada de la vacuna y la correspondiente campaña de vacunación, ¿todo lo que se ha hecho es preparar a un equipo de 15 personas? ¿Y vamos a tener que esperar a enero de 2021 para empezar a ampliar ese número? Sin ninguna duda Esparza tiene que estar equivocado y Alzórriz desmentirá en breve ese dato absolutamente increíble por escandaloso.

X

Entretanto lo que tenemos es un brote de 17 personas contagiadas en la residencia de mayores de Ibañeta, en la que el día 5 se había procedido además a vacunar a los residentes. El problema es que la vacuna necesita dos semanas a partir de la primera dosis para empezar a ser eficaz, y una semana más después de la segunda dosis para alcanzar su plena efectividad. Lo sucedido en esta residencia es importante por si alguien tenía alguna duda de que la velocidad es clave en esta campaña y de que hay que administrar todas las dosis de las que se disponga tan pronto como se pueda, o nos encontraremos no sólo una gran población si vacunar, sino personas que se convierten en positivas tras la primera vacunación.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (1)
  1. De Navarra says:

    No me canso de repetirlo: estamos dejando demasiadas cosas en manos de los políticos. Nadie levanta la voz contra eso, y ellos encantados.
    ¿El siguiente paso?: pues no se, por ejemplo, dejar que manejen a su antojo nuestros ahorros. Total, ya tienen en sus manos nuestra salud, la educación de nuestros hijos y nuestra libertad…
    Así nos va.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.